La Audiencia condena a dos corredores de seguros por estafar a 70 clientes en La Vila

Los acusados se quedaron con cerca de 30.000 euros que percibían pero no abonaban a sus compañías

26.09.2015 | 02:46

La Audiencia de Alicante ha condenado a penas que suman tres años y siete meses de cárcel y sendas multas a dos corredores de seguros para automóviles que estafaron alrededor de 30.000 euros a más de setenta clientes, de los que percibían el dinero sin abonarlo a las respectivas compañías.

El fraude, que tuvo lugar en su mayoría en Villajoyosa y sus alrededores, fue detectado después de que algún asegurado fuera multado por circular sin el seguro obligatorio aunque sí lo había abonado a los sospechosos.

Los hechos ocurrieron entre 2009 y 2012 cuando los procesados, R.R.M. y C.G.S., percibieron cantidades próximas a 200, 300, 400 ó 500 euros a numerosos clientes como primas de sus seguros, en algunos casos después de prometerles rebajas en el importe de las cuotas.

El tribunal de la sección décima de la Audiencia Provincial ha absuelto por falta de pruebas a uno de los reos, aunque ha declarado que los otros dos se valieron de su condición profesional y la confianza que habían depositado en él sus clientes para engañarlos y quedarse con el dinero. En algunas ocasiones, uno de los acusados indicaba el número real de cuenta de los clientes y cuando la aseguradora trataba de cobrar la prima por domiciliación, los clientes que ya habían entregado el dinero al acusado devolvían el recibo. La compañía, al no poder cobrar la prima, anulaba el seguro a los titulares sin que éstos llegaran a enterarse.

Incluso uno de los estafadores, R.R.M., se valió de la influencia del entonces jefe de la policía local de Villajoyosa para intentar cometer la misma estafa, ya que el agente llevaba a un taller controlado por el acusado ahora absuelto vehículos oficiales para su mantenimiento. La sala expone en la sentencia, hecha pública ayer, que uno de los acusados ha reconocido previamente todos los delitos que le atribuía el fiscal del caso, mientras que aprecia pruebas suficientes para condenar al otro. El acusado que reconoció los hechos llegó a consignar el dinero que tenía que dar a los afectados como indemnización. La sala ha acordado la entrega del dinero a los perjudicados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine