17 de septiembre de 2015
17.09.2015
Investigación

Hallan el cadáver de un bebé en una planta de reciclaje

El cuerpo estaba en la cinta transportadora de la empresa, situada en un parque tecnológico de Zaragoza

18.09.2015 | 01:10

El cuerpo sin vida de un bebé, de pocas horas de vida y aún con el cordón umbilical, ha sido localizado este jueves en la cinta transportadora de una empresa situada en el parque tecnológico del reciclaje del barrio rural de La Cartuja, en Zaragoza.

La portavoz de la Guardia Civil ha explicado a los medios que ha sido una empleada del centro la que ha hallado el cuerpo en la cinta de rechazo, donde se distribuye la basura de los contenedores de envases, en torno a las 06.45 horas, y que tras detener el proceso ha dado aviso al 112.

Podría haber llegado en alguno de los últimos camiones que accedieron este miércoles a la planta de reciclaje, según baraja en Ayuntamiento de Zaragoza, propietario de la planta, donde se trata basura doméstica y envases procedentes de 62 municipios del entorno, incluida la capital aragonesa.

Ha sido una trabajadora del ecovertedero la que ha encontrado el cadáver a las 06.45 horas en la cinta transportadora donde se procesa la basura de los contenedores de envases, según ha explicado a los medios la portavoz de la Guardia Civil, Ana Cristina Otín.

Debido a la hora a la que se ha hallado el cuerpo, se calcula que se encontraba entre los residuos de los últimos camiones que entraron este miércoles al vertedero, e incluso se podría hacer una aproximación al grupo de vehículos en los que pudo haber llegado, han precisado fuentes municipales.

Cada camión realiza una ruta concreta, en cada una de las cuales puede haber de 100 a 150 contenedores.

Los residuos se depositan en una tolva general, desde donde, con la ayuda de un pulpo, se trasladan hasta la cinta transportadora, que se vacía prácticamente de forma diaria, según el ayuntamiento.

Una vez localizado el cuerpo del bebe, se paralizó la cinta transportadora, que volvió a entrar en funcionamiento una vez realizado el levantamiento del cadáver y la toma de muestras.

El bebé tenía pocas horas de vida, conservaba el cordón umbilical y no había sufrido ninguna amputación de miembros, según la portavoz del instituto armado.

La Policía Científica de la Guardia Civil se ha hecho cargo de la investigación y tratará de localizar a los progenitores del bebé a través de la procedencia de los residuos.

La autopsia determinará las causas y el momento de la muerte, así como el sexo del bebé.

Desde el Ayuntamiento de Zaragoza lamentan el suceso y tanto los técnicos municipales como los de las empresas Urbaser (responsable del tratamiento) y FCC (encargada de la recogida de los residuos) se han puesto a disposición de la autoridad judicial para esclarecer los hechos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine