16 de septiembre de 2015
16.09.2015

Dos detenidos por timar 147.000 euros a 29 empresas del sector alimentario

Los arrestados dirigían una sociedad en Alicante con apariencia de dedicarse a la distribución de jamones y embutidos

16.09.2015 | 15:42

La Policía Nacional ha detenido en Vélez Rubio (Almería) y Puerto Lumbreras (Murcia) a dos personas que estafaron más de 147.000 euros a veintinueve empresas dedicadas a la venta de alimentos mediante el timo del nazareno, informa este Cuerpo.

Los arrestados dirigían una sociedad en Alicante con apariencia de dedicarse legalmente a la distribución y almacenaje de jamones y embutidos.

La investigación comenzó a principios del pasado mes de mayo a raíz de una denuncia por parte del gerente de una empresa de Elche que manifestó que había sido víctima de una estafa que superaba los seis mil euros.

Posteriormente, en junio, una empresa ubicada en Sevilla denunció que había sufrido un fraude de nueve mil euros en una supuesta venta de jamones y embutidos.

Los dirigentes de la sociedad implicada en el fraude, que aparentaba ocuparse legalmente al almacenaje y distribución de productos alimenticios, disponían de un servicio de domiciliación social, fiscal y comercial ubicado en Alicante que utilizaban como infraestructura necesaria para llevar a cabo las estafas.

Los agentes averiguaron que habían sido estafadas veintinueve empresas del sector alimentario ubicadas en diferentes provincias españolas y que después de obtener el dinero los timadores desaparecieron de este marco comercial, pero finalmente los localizaron.

El timo del nazareno es un tipo de estafa piramidal en el que se utiliza como mecánica fraudulenta la creación aparente y en muchos casos real de un negocio para realizar bajo su cobertura mercantil una serie de pedidos.

Algunos de los pedidos eran de gran valor económico, servidos en la confianza normalmente existente entre empresas del mismo sector.

Estos fraudes se caracterizan por el fingimiento de titularidad de una empresa solvente que actúa adquiriendo de los proveedores diversas mercancías que se pagan a plazos mediante la aceptación de letras de cambio o la entrega de cheques de cuenta corriente, siempre con la intención de no atender estos pagos aplazados.

Los productos eran vendidos rápidamente a precios muy asequibles, lo que permitía obtener dinero de inmediato.

La investigación ha sido llevada a cabo por parte del Grupo de Delincuencia Económica de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Alicante.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine