Hallan más restos del hombre descuartizado en Dénia esparcidos en un radio de 11 kilómetros

La Policía detiene a otra persona que habría ayudado a trasladar el cadáver al primer arrestado, presunto autor material

01.09.2015 | 09:39
Camino del Assagador de Sant Pere, en Dénia, junto al que se hallaron ayer más restos.

La Policía Nacional ha hallado más restos del vecino de Dénia asesinado y descuartizado esta semana, y cuya cabeza y tronco aparecieron el viernes enterrados en un campo de naranjos de la pedanía de Pamis, en el término municipal de Ondara. A lo largo de ayer se encontraron una mano, un brazo y un antebrazo en distintos lugares de la Marina Alta, que distan hasta 11 kilómetros del punto donde se vieron los primeros restos, tal y como confirmaron fuentes policiales. Al parecer, el hombre detenido el viernes es el presunto autor material del crimen.

Las mismas fuentes avanzaron, además, que a última hora de la tarde se detuvo a una segunda persona, que habría ayudado al presunto asesino a trasladar el cuerpo desde la vivienda de Dénia donde supuestamente cometió el crimen. En este sentido, se intervino una furgoneta en la que se habría transportado el cadáver. Tal y como se ha venido publicando, vecinos de la finca donde residía el fallecido, en la calle Mallorca de Dénia, vieron a dos desconocidos sacando un sofá envuelto en sábanas o una lona y atado con cinturones.

Tras la detención de un sospechoso y el hallazgo, en presencia de esta misma persona, de la cabeza y el tronco dentro de un frigorífico en un huerto de naranjos cercano a Pamis, se encontró también una mano cerca de la carretera que conduce de Pedreguer a La Llosa de Camatxo, a casi una decena de kilómetros al sur. Asimismo, en torno a las 15.00 horas de ayer se hallaron un brazo y un antebrazo, también enterrados, cerca de un camino llamado Assagador de Sant Pere y junto al cauce del río Alberca. Estos dos lugares, próximos entre sí, se encuentran en el término municipal de Dénia, pero también a unos 11 kilómetros –en este caso al norte– del punto donde se encontraron los primeros restos. En concreto, se trata de una partida rural a medio camino entre Dénia y El Verger, donde existen numerosas casas de campo y fincas agrícolas, y cerca del trazado del antiguo ferrocarril de Dénia a Gandia, frecuentado por caminantes y ciclistas.

Todo indica que el primer detenido va indicando a cuentagotas los puntos donde se habrían depositado diferentes partes del cuerpo. Hasta el momento se desconoce el móvil del asesinato de este hombre, que tenía 59 años y era de nacionalidad española. También es español el primero de los detenidos, que previsiblemente no pasará hasta mañana –cuando se cumplirán las 72 horas desde que fuera arrestado– a disposición del juzgado de instrucción número 1 de Dénia, que se ha hecho cargo de la investigación. La búsqueda del hombre se inició el miércoles después de que varios vecinos alertaran de que llevaban sin verlo varios días, y que habían visto a dos desconocidos sacando el sofá tapado y atado.

Tras pasar la tarde del viernes atentos a los movimientos de la Policía, algunos vecinos de la zona donde fue enterrada la mayor parte del cuerpo todavía no acababan ayer de creerse lo sucedido. Uno de ellos explicaba que coincidió con el dueño de la finca dónde se encontraron la cabeza y el tronco, quien, preocupado, le indicó que el detenido es un familiar que le pidió hacerse cargo del huerto hace unos meses.

La zona, aún acordonada, desprendía aún ayer un hedor inconfundible. Al lado de una pequeña caseta, los agentes dejaron la nevera en la que el presunto autor del crimen y su presunto cómplice trasladaron el cuerpo. Aún se podían ver, además, pequeños restos de sangre. La Policía no descarta volver a la peinar la zona, puesto que todavía quedan varias partes del cuerpo por descubrir, aunque será una tarea «realmente difícil» según explicaron.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine