Acusado del doble crimen de Cuenca

La Fiscalía rumana cree que el amigo de Sergio Morate le ayudó a esconderse

El presunto autor del asesinato de las jóvenes se somete a un careo con su conocido y le exculpa del encubrimiento - El fiscal jefe de Lugoj dice que entraron al país a través de carreteras secundarias

18.08.2015 | 02:56
Sergio Morate a su llegada ayer a la Fiscalía de Lugoj para realizar el careo.

La Fiscalía de Rumanía cree que hay que indicios que confirmarían que Istvan Horvath ayudó a su amigo Sergio Morate, presunto autor del doble crimen de Cuenca, a esconderse en Lugoj, una pequeña localidad al oeste de Rumanía.

«No creo que haya ningún ciudadano español que no sepa hoy en día cómo llegar hasta Rumanía», dijo en rueda de prensa el fiscal jefe de Lugoj, Dan Tatar, después de que ambos se sometieran ayer a un careo en las instalaciones de la Fiscalía.

«Es sospechoso que (Horvath) se desplazara hasta Hungría y entraran por carreteras secundarias», señaló Tatar, quien añadió que el rumano pagó 200 euros por el alquiler de un estudio.

El fiscal precisó que «se encontraron el (lunes) 10 de agosto y llegaron a Rumanía el 11 (martes) de agosto, a las 17.00 hora rumana (15.00 GMT), alojó al español y le facilitó un apartamento en Lugoj».

En estos momentos, la Fiscalía espera la autorización de un juez para investigar las tarjetas de telefonía móvil de Horvath, con el propósito de averiguar las conversaciones de los mensajes que se intercambiaron desde que Morate huyó de España. Morate, de 29 años, fue detenido el pasado jueves en Lugoj, una pequeña ciudad rumana donde se alojó en la casa de Horvath, al que había conocido en el pasado en España en la cárcel.

Una broma
Durante el careo, Horvath insistió en que pensó que se trataba de una broma y, por eso, no creyó a Morate cuando le contó el asesinato, indicó Tatar, al subrayar que el sospechoso tenía «tendencia a exculpar» a su amigo rumano de los hechos.

Horvath, investigado penalmente por encubrimiento de un crimen, pasará en las próximas horas una prueba del polígrafo para intentar detectar si miente o no.

La Fiscalía rumana reiteró ayer que la orden de extradición sigue en proceso de tramitación en la Corte de Apelación de Timisoara, sin especificar si los trámites estarán listos antes de la siguiente audiencia, prevista para el 28 de agosto.

Asimismo, confirmó que el Seat Ibiza verde de Morate está bajo custodia de la policía rumana, que espera la llegada de un equipo de expertos españoles para analizar el vehículo.

Como principal sospechoso de la muerte de las dos jóvenes de Cuenca, Morate permanece en prisión provisional en Timisoara, después de declararse inocente ante un tribunal rumano y asegurar que teme por su vida en caso de regresar a España. Los trámites para su extradición están en marcha desde el viernes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine