La Policía atribuye 35 robos a la red que asaltaba chalés en la costa mediterránea

El grupo se hacía con dispositivos tecnológicos y joyas para venderlos en un locutorio

15.08.2015 | 03:06
El director general de la Policía ayer en Alicante

El Cuerpo Nacional de Policía atribuye más de 35 robos en chalés de toda la costa mediterránea a un grupo organizado desmantelado entre Alicante y Barcelona, en una investigación que se ha saldado con 23 detenidos. El director general de la Policía, Ignacio Cosidó, presentó ayer en Alicante el balance de esta operación que se enmarca dentro del Plan contra la Delincuencia Itinerante del Ministerio del Interior y que busca la reducción de los robos en viviendas. Cosidó no descartó que se pudiera imputar otros delitos similares a este grupo.

En un total de ocho registros se han recuperado gran cantidad de objetos procedentes de robos: 120 teléfonos móviles, cinco tabletas, treinta relojes, trece ordenadores portátiles, televisores, resguardos de envío de dinero, además de ropas y herramientas para cometer los robos. Uno de los objetivos de esta banda era la obtención de productos tecnológicos a los que daban salida en un locutorio propiedad de uno de los detenidos. Doce fueron arrestados en Alicante y otros once en Barcelona, aunque el grupo hizo un intento fallido por asentarse también en las islas Baleares.

La investigación se inició tras recibirse un aviso de la Agregaduría de Interior de Rumanía alertando de la existencia de un grupo de personas de origen rumano que tenían su centro de operaciones en Alicante y que se dedicaba a la comisión de robos.

El grupo estaba perfectamente organizado y elegía viviendas habitadas por extranjeros, comprobando que no había nadie en el interior antes de acceder a ellas. Una primera parte de la operación se culminó el pasado mes de mayo tras el arresto de nueve personas en Torrevieja. Las pesquisas continuaron para desarticular la banda al completo, localizando a dos miembros más de la banda en Barcelona. Asimismo se logró determinar la existencia de una red receptadores de origen pakistaní que daba salida a los efectos sustraídos. Aunque los dispositivos conseguidos estuvieran bloqueados, los receptadores contaban con sofisticados programas informáticos para venderlos en un locutorio propiedad de uno de ellos. La operación ha sido llevada a cabo por los grupos de Crimen Organizado de la Policía Judicial de Alicante y Barcelona.

Cosidó aseguró que el Plan contra la Delincuencia Itinerante ha conseguido la detención de 3.266 personas, 612 de ellas durante el primer semestre de este año. Asimismo, los robos en viviendas en toda España cayeron un 4,5% el año pasado y un 11% en 2015; mientras que la bajada de los robos con violencia ha sido del 20% en 2014, y un 15% este año.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine