Hallan en un río los cadáveres de las dos jóvenes desaparecidas en Cuenca

Los cuerpos de Laura y Marina estaban en unas pozas del nacimiento del Huécar, quemados y con cal

13.08.2015 | 13:49
Los agentes rastrean con perros una finca propiedad de la familia del principal sospechoso.

Un hombre encontró a las dos amigas mientras se celebraba una concentración para pedir más ayuda.

Los cadáveres de las dos chicas desaparecidas en Cuenca el pasado día 5 fueron hallados ayer en el nacimiento del río Huécar (Cuenca), según informaron fuentes del Ministerio del Interior. Los cuerpos, que se encontraban boca abajo, fueron encontrados por un hombre durante la tarde, en el mismo momento en que se celebraba una concentración para solicitar más ayuda en la búsqueda de las chicas.

El hombre avisó a la Policía, que acordonó la zona y tras la primera inspección ocular pudo confirmar que los cadáveres correspondían a dos mujeres. Tras el hallazgo en una zona de piscinas naturales y pozas, los agentes de la Policía se desplazaron hasta este punto. Allí se encontraban agentes de la Policía científica de la Judicial y de los GEO, al cierre de esta edición, entre otras unidades, en espera de la llegada de la comisión judicial para proceder al levantamiento de los cadáveres.

Los cuerpos de las víctimas estaban quemados y cubiertos de cal, según fuentes de la investigación. Su localización se produjo en una zona que ya había sido rastreada por la Policía, que había incorporado a la búsqueda helicópteros con dispositivos térmicos, capaces de detectar el calor de los cuerpos.

El río Huécar nace a unos tres kilómetros de la localidad de Palomera, donde la Policía registró ayer una casa propiedad de la familia del joven Sergio Morate, expareja de una de las desaparecidas y que se encuentra en paradero desconocido. El principal sospechoso cuenta con antecedentes por el secuestro de otra exnovia a quien retuvo en esta misma propiedad.

La pista de las jóvenes, Laura del Hoyo Chamón y Marina Okarynska, de 26 y 24 años, se perdió en la tarde del jueves de la semana pasada, cuando tenían planeado acudir a casa del joven para recoger algunos efectos personales de la primera, su expareja.

El mismo jueves por la noche los familiares de ambas presentaron una denuncia por desaparición, y el viernes lo hizo la familia de Sergio. A lo largo del día, la Policía registró una finca familiar de Chillarón y la propiedad de Palomera.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine