San Vicente del Raspeig

Una deuda de 500 euros por droga, causa del tiroteo

La investigación revela que los dos heridos de bala, padre e hijo, no habían pagado el dinero por una compra de droga

26.07.2013 | 08:59
Una deuda de 500 euros por droga, causa del tiroteo

El impago de una deuda de 500 euros contraída por la presunta compra de droga causó el tiroteo con dos heridos ocurrido el pasado 7 de julio en la Colonia Santa Isabel, según confirmó ayer la Policía Nacional en un comunicado difundido para realizar un balance de la operación, donde además precisa que los heridos eran los que debían el dinero. Como informó este diario, un testigo ya declaró que la pelea fue por una deuda de 400 euros y la Policía Nacional ha cerrado la investigación con 21 detenciones tras haber arrestado esta semana a los dos presuntos autores materiales de los disparos que hirieron a dos miembros de un clan, padre e hijo.

Según los datos facilitados por la Policía, las 21 detenciones han sido realizadas desde el pasado día 7 de julio en Alicante, San Vicente del Raspeig y Orihuela. Dieciocho arrestados eran varones, uno menor de edad y tres mujeres. La Policía les ha acusado de tentativa de homicidio, tenencia ilícita de armas, amenazas de muerte y pertenencia a grupo criminal. Cinco de ellos han ingresado en prisión tras pasar a disposición judicial.

Durante el tiroteo ocurrido la noche del domingo 7 de julio se realizaron al menos 23 disparos realizados con armas cortas de fuego, según ha podido acreditar la Policía. Los disparos iban dirigidos contra un clan familiar que reside en la Colonia Santa Isabel, el de «Los Gallegos». El otro clan, el de «Los Wenceslaos» huyó a bordo de varios vehículos de gran cilindrada. Esa misma noche fueron detenidas siete personas, mientras que al día siguiente arrestaron a otras cinco.

La investigación continuó y a la semana siguiente detuvieron a otras siete personas más y hace unos días a los dos presuntos autores materiales.

Los agentes han intervenido una pistola del calibre 9 mm y otra del calibre 22. Según la Comisaría Provincial, con esta operación se ha desarticulado «un grupo delincuencial integrado por miembros de dos clanes familiares gitanos».

La operación ha sido realizada por agentes de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta de la Policía Judicial, Seguridad Ciudadana, Policía Científica y de la Comisaría de Orihuela.

Enlaces recomendados: Premios Cine