EN DIRECTO

El ADN del primer bebé exhumado en Alicante no coincide con el de la niña que se buscaba

Los resultados remitidos por Toxicología a la Fiscalía confirman que los restos óseos hallados no se corresponden a la neonata supuestamente robada

 
La excavación que se realizó para localizar la tumba de la gemela de Maria José Picó.
La excavación que se realizó para localizar la tumba de la gemela de Maria José Picó.  pilar cortés

s. llinares Las pruebas de ADN realizadas a los restos óseos hallados el pasado mes de enero en el cementerio de Alicante durante la primera exhumación que se practicó en toda la Comunidad Valenciana por la investigación abierta por el supuesto robo de niños al nacer han sido negativas, es decir, el ADN no coincide con el de la pequeña enterrada en ese cuadrante de la fosa común del camposanto alicantino en el año 1962.
El informe del Instituto de Toxicología remitido al fiscal que se ha hecho cargo de la investigación en la provincia de Alicante descarta que la pequeña enterrada en esa zona del cementerio -y donde se recogió el esqueleto de un bebé justo en el área de la impronta que dejó la caja de madera donde supuestamente fue sepultada- sea la hermana gemela de Maria José Picó, quien busca pistas y pruebas sobre lo que cree que fue el robo de su hermana nada más nacer en el Hospital General de Alicante hace ahora 50 años.
Los resultados descartan que los restos pertenezcan a la hermana de Maria José, si bien alertan de que el informe no se ha podido completar al faltar por hacer la prueba a una tibia que se corresponde con los restos de un segundo bebé. No obstante, el fiscal encargado del caso, Carlos Ferreirós, explicó ayer que nada está cerrado hasta que el informe no esté concluido, si bien reconoció que los huesos a los que sí se les ha practicado la prueba eran los importantes, ya que conformaban prácticamente el esqueleto de un bebé justo en el punto más cercano en el que fue enterrada la niña.
La afectada por el supuesto robo de su hermana, Maria José Picó, indicó ayer que prácticamente no quedan esperanzas para que el ADN dé positivo "ya que lo gordo está hecho", y señaló que "solo queda seguir buscando, pese a todas las trabas".
Por su parte, el fiscal que lleva el caso reactivará la semana que viene las exhumaciones en Alicante. Para el miércoles están previstos dos nuevos desenterramientos, uno de ellos en una fosa común por el caso de una niña que dieron por muerta a las tres horas después de nacer en el Hospital General de Alicante en el año 1966. Fuentes judiciales apuntan a que, seguramente, haya un segundo desenterramiento, en este caso un nicho privado.

Afectados buscan a sus familiares por Facebook
Maria José Picó hablaba ayer sobre la incidencia que sobre los familiares que buscan a otros pueden tener las redes sociales, por lo que animó a los que sospechen del robo de sus hijos o hermanos a introducir sus perfiles en Facebook con el mensaje de que les están buscando. Prácticamente todos los casos de Alicante están en internet, bien en blogs que aglutinan a distintos afectados de toda España o bien en muros de Facebook. Maria José destaca el caso de Mercedes Díaz, una mujer de Toledo que ha encontrado a su hermano gracias a Facebook pese a que el informe de ADN elaborado por el laboratorio que trabajaba para Anadir especificó que no eran compatibles al cien por cien. Un informe posterior hecho por un laboratorio de fuera de España confirmó que eran hermanos. s. ll.

Enlaces recomendados: Premios Cine