ÚLTIMA HORA

´Si pasa algo, se trocea al gato; no se admiten fallos´

Los captores amenazaron al niño con cortarle la lengua si hablaba o con venderle a una mafia si sus padres no pagaban

 
Un mosso corta las bridas con las que estaba atado el niño.
Un mosso corta las bridas con las que estaba atado el niño.  mossos d'esquadra

t. domínguez valencia Una semana completa de hospitalización ha requerido el niño de 11 años tras su liberación para que los médicos pudieran limpiar por completo su cuerpo de las drogas con las que sus captores lo intoxicaron. Sólo permaneció 48 horas en su poder, y en ese tiempo le administraron sin descanso con benzodiazepina, un potente tranquilizante cuyo uso en menores puede ser incluso mortal.
Según el jefe de la unidad central de secuestros y extorsiones, el sargento Enric Martínez, "se lo inyectaron y también se lo administraron por vía oral, echándole pastillas en los zumos que le daban". Así lo mantuvieron aletargado y desorientado hasta que finalmente la policía catalana lo liberó.
Los captores han demostrado una brutalidad fuera de lo común, máxime teniendo en cuenta las posibles represalias que ahora se pueden producir.
En una carta manuscrita por el cerebro del secuestro, que los Mossos d'Esquadra recuperaron ayer en el piso donde estaba oculto el niño, demuestra cuáles eran sus intenciones. "Si pasa algo, se trocea al gato". Era la orden a sus secuaces para que descuartizaran al pequeño si su plan se iba al traste o si detectaban policía en las inmediaciones de la vivienda.
Al pequeño, durante su cautiverio, lo amenazaron con cortarle la lengua si hablaba. Incluso llegaron a ponerle al teléfono a un supuesto policía que le aseguraba que si sus padres no pagaban le venderían a una organización dedicada a maltratar a niños.
En el manuscrito, el preso se refería al niño como "el gato", a su madre como "la gata" y al padre como "el peluche". En ese texto había anotado catorce puntos con todas las instrucciones a sus compinches.
En la carta se pueden leer frases como "si lo agarran hay que trocear al gato" o "ante cualquier acción que pase, se trocea al gato, no se admite ni un fallo".
También detallaba qué hacer durante la entrega del dinero, prevista para el día 29, dos días más tarde de cuando fue rescatado el pequeño. Así, ordenaba que encañonaran "al "gato" y no a la "gata"".
El niño regresó ayer a Sagunt con su madre. La familia reside desde hace años en la capital del Camp de Morvedre, donde explota un restaurante. El padre permanece en prisión desde 2009, cumpliendo una pena de cuatro años por tráfico de drogas. En la actualidad, está preso en la cárcel de Palma de Mallorca.

  LA SELECCIÓN DE LOS LECTORES
 LO ÚLTIMO
 LO MÁS LEÍDO
 LO MÁS VOTADO
  CONÓZCANOS:  CONTACTO |  INFORMACION |  LOCALIZACIÓN |  CLUB INFORMACION |  PROMOCIONES     PUBLICIDAD:  TARIFAS |  CONTRATAR PRENSA | CONTRATAR WEB  
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de INFORMACION.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 


  Aviso legal
  
Otros medios del grupo
Diari de Girona | Diario de Ibiza | Diario de Mallorca | Empordà | Faro de Vigo | La Opinión A Coruña | La Opinión de Granada | La Opinión de Málaga | La Opinión de Murcia | La Opinión de Tenerife | La Opinión de Zamora | La Provincia | La Nueva España | Levante-EMV | Mallorca Zeitung | Regió 7 | Superdeporte | The Adelaide Review | 97.7 La Radio | Blog Mis-Recetas | Euroresidentes | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya