10 de diciembre de 2015
10.12.2015

Así es Grace Neutral, la modelo que se cree extraterrestre

La joven cuenta por cientos de miles sus seguidores en las redes y ha desfilado en la Semana de la Moda de Londres

11.12.2015 | 01:07
Así es Grace Neutral, la modelo que se cree extraterrestre

Grace Neutral tiene 24 años, es modelo y se ha hecho muy popular en las redes sociales. Con sólo verla basta para saber los motivos. Tiene 279.000 seguidores en Instagram y muchos perfiles creados por sus seguidores en Facebook.

La joven se cree un extraterrestre y ha transformado todo su cuerpo para poder ser lo más similar posible. Ella sostiene que no se sentía cómoda con su fisonomía natural y quiere que su apariencia externa refleje su imagen interior, sin importarle que las operaciones que se hace arriesguen su salud. "Soy un alien atrapada en un cuerpo humano". Estas declaraciones y su aspecto le abrieron las puertas para que desfilara en la Semana de la Moda en Londres.

"Me gustaría cambiar mi apariencia externa para expresar la interna, para así estar más contenta conmigo misma. Al final estoy haciendo algo que es muy personal. ¿Por qué no explorar lo que la vida nos ofrece?", afirma.

Tiene el 90% de su cuerpo tatuado con figuras geométricas y personajes de Disney. También se quitó el ombligo y se operó las orejas para que luzcan como la de un elfo. Otro de los aspectos más llamativos son sus ojos. Y no, no son lentillas: se sometió a un procedimiento donde le inyectaron tinta morada entre la esclerótica y la conjuntiva. Conocidos como "tatuajes de ojos", son una moda peligrosa (y permanente), que según algunos especialistas puede provocar la pérdida de visión.

Además de los piercings, la joven también se hizo un par de escarificaciones con forma de luna en sus mejillas y tiene la lengua bífida. En una entrevista cuenta que "me corté la lengua en dos porque quería y porque me gustaba estéticamente. Fue maravilloso. Esta fue la primera vez que me sometía a algún tipo de modificación corporal, así que te puedes imaginar lo emocionada que estaba. ¡Tras el corte mi lengua se sintió libre! Eso sí, la semana siguiente fue un infierno. El proceso de cura es en sí mismo una prueba de fuego, porque comer en esas circunstancias duele mucho! Pero valió la pena totalmente".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine