17 de mayo de 2018
17.05.2018

César Sánchez pide ahora auxilio a Puig y carga contra Compromís por «boicot»

El presidente de la Diputación reclama al jefe del Consell su implicación en una solución global a las ayudas directas

17.05.2018 | 01:16
César Sánchez.

El presidente de la Diputación, César Sánchez, dijo ayer que Compromís intenta «torpedear» el funcionamiento de la institución provincial y ha acusado al portavoz de la coalición, Gerard Fullana, de «deslealtad» por acordar en una reunión con él el reparto del plan de sostenibles y luego criticarlo por incluir siete millones en ayudas «a dedo». «Cuando llegamos a acuerdos tenemos que cumplirlos, parece que están ya en campaña electoral». Sánchez reclamó a su vicepresidente y persona nombrada para mediar con el Consell, Carlos Castillo, que convoque de inmediato la mesa bilateral con la Generalitat Valenciana para abordar el reparto de las «ayudas a dedo». «Hay mucho en juego y a Compromís le da igual. Solo le preocupa boicotear a la institución».

Por ello pedirá al presidente de la Generalitat, Ximo Puig, que «llame al orden» a sus socios de Gobierno ante la deslealtad. «Cuando Compromís es desleal en la Diputación también lo es el socio de Gobierno del Consell». Recordó que la Generalitat y la Diputación de Valencia también tienen ayudas nominativas, es decir, «a dedo» que no critican. «Compromís debe explicar por qué en la provincia critica lo que hace en la Generalitat y en la Diputación de Valéncia», indicó Sánchez, que ahora pide a Puig que se una a él contra sus socios.

La mesa bilateral, un acuerdo que salió de la primera -y única- reunión oficial entre Puig y Sánchez nunca se ha reunido. Las nominativas y el intento de poner en un brete al Consell, que también cuenta con este tipo de subvenciones, ha sido el motivo elegido por Sánchez para forzar primera convocatoria.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine