14 de septiembre de 2017
14.09.2017
ULTIMA HORA
El juez Llarena deja en libertad sin fianza a Artur Mas

Podemos aprieta a sus socios del Consell y pone sobre la mesa una nueva tasa turística

El alicantino Antonio Estañ se estrena como síndic morado con un discurso en el que carga contra el modelo de la Diputación de Alicante

14.09.2017 | 04:04

Cs cae en la irrelevancia.

La «nueva política» también tenía una reválida en esta primera jornada del Debate de Política General -la sesión continuará hoy con la discusión de las propuestas de resolución- con dos síndics, ambos alicantinos, que se estrenaban en el cargo. Antonio Estañ, que ha tenido que asumir la portavocía de Podemos contra su voluntad después de su victoria en las primarias y de alzarse con la secretaría general. Y Mari Carmen Sánchez, representante de Ciudadanos y que tomó el cargo tras la marcha al grupo de los no adscritos de cuatro diputados con Alexis Marí, antiguo síndic de Cs, como cabeza visible.

Podemos intentó apretar pero sin ahogar. Estañ está en una posición muy incómoda. Ni es gobierno aunque le presta su apoyo parlamentario ni tampoco es opoosición a pesar de que no se sienta en el Consell. Un problema que le resta visibilidad. El síndic morado no completó una mala intervención. Apretó al gobierno. Mostró su desconfianza con las promesas de inversiones en la educación o se quejó de una tibia tibia respuesta contra los desahcios pero también defendió el plurilingüismo, cargó contra el modelo de gestión de la Diputación de Alicante -institución convertida por el PP en el principal ariete contra el Consell- y ofreció la posibilidad de respaldar los presupuestos, contactos que ya se están produciendo. Y para la negociación de las cuentas, sin duda, Estañ puso sobre la mesa lo que puede ser una de las bombas de ese proceso: la creación de una tasa turística, una propuesta que también comparten altos cargos de Hacienda procedentes de Compromís y que puede encontrar el rechazo empresarial. Ligar la recaudación a una inversión finalista en el sector podría ser la solución para poder llegar a un pacto.

No tuvo la misma visibilidad Mari Carmen Sánchez. A la vez que sus excompañeros no adscritos aplaudían las réplicas que le hacía Ximo Puig, la síndica de Ciudadanos repitió gran parte de los argumentos que había utilizado también desde la tribuna Isabel Bonig,. Y ya se sabe que entre el original y la copia... al final, los votantes suelen escoger el original.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine