Venden por 5.000 euros el Audi A8 de Camps en subasta pública

El Consell se «desprende» de un total de cinco vehículos adquiridos por ejecutivos anteriores del PP por un montante global de 13.650 euros

14.03.2017 | 01:34
Venden por 5.000 euros el Audi A8 de Camps en subasta pública

5.000 euros. Es el precio que ayer pagó un particular para adquirir el Audi A8 que la Generalitat compró en el año 2005 con Francisco Camps de presidente para ser utilizado como vehículo oficial. El turismo fue posteriormente usado por Alberto Fabra y estaba en desuso desde junio de 2014. Su nuevo dueño pagó por el turismo el precio inicial de tasación. El coche ha recorrido un total de 554.000 kilómetros y su coste inicial para la arcas de la Generalitat fue de 85.400 euros.

Y es que el Consell se «desprendió» de un total de cinco automóviles en una subasta pública convocada en el salón de actos de la ciudad administrativa 9 d'Octubre de València. Todas las unidades datan de anteriores ejecutivos del PP y su precio global de venta fue de 13.650 euros, un 18% superior a su importe de tasación. Solamente se declaró desierta la venta de un Audi A6, que salía con un precio inicial de 10.000 euros y, según las fuentes consultadas, «era el que mejores condiciones presentaba».

Así, junto al Audi A8 de Camps también fueron «liquidados» un A4 comprado en 2005 por 4.600 euros -600 más que su precio inicial-, un Ford Mondeo por 1.400 euros -tasado en 1.000 euros-, un Ford Focus por 1.350 euros (valía 750 al inicio) y otro Ford Mondeo por 1.300 euros, valorado de forma inicial por 800 euros.

Además de los seis vehículos subastados por la Generalitat, en el parque móvil «heredado» se encontraba el Audi A8 blindado que se compró en 2001 bajo el mandato de Eduardo Zaplana con un coste de 302.000 euros.

Según detallaron las fuentes consultadas, este vehículo ha ido a la chatarra porque el coste de la reparación -cerca de 20.000 euros- superaba con creces su precio de tasación. En el grupo de vehículos también había otro modelo de Audi A4 -ambos vehículos eran utilizados por escoltas de los presidentes de la Generalitat- que no fue comercializado y acabó en la chatarra porque el coste de su puesta a punto era superior a su índice inicial de tasación.

Empar Martínez Bonafé, directora general de Sector Público, Modelo Económico y Patrimonio, explicó ayer que «los vehículos de la subasta representan el naufragio de la política de los anteriores gobiernos de la Generalitat, que gestionaron irresponsablemente los recursos públicos de todos los valencianos, gastando y despilfarrando sin control el dinero de todos, endeudándose sin pensar en las generaciones futuras y tirando con pólvora de rey mientras abocaban a la ruina a la Comunidad».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Política

Puig baja a la arena
Puig baja a la arena

Puig baja a la arena

El secretario general del PSPV se lanza a la conquista del voto de las bases en su primer acto de...

El plan zonal, pendiente sólo de juicio

El plan zonal, pendiente sólo de juicio

El proceso por los supuestos amaños en la adjudicación del macrovertedero de la Vega Baja llega a...

Un «pacto» entre familias del PP

Un «pacto» entre familias del PP

El organigrama acordado para dirigir el partido en Alicante ajusta su estructura para colocar a...

La elección de presidentes locales del PP se resolverá votando en 9 municipios

La elección de presidentes locales del PP se resolverá votando en 9 municipios

Los populares tendrán que celebrar asambleas en Alicante, Elche, Orihuela, Altea o Villena

Primeros políticos graduados en liderazgo público

Primeros políticos graduados en liderazgo público

La escuela de negocios Fundesem Business celebró ayer la clausura de su Programa Superior en...

Enlaces recomendados: Premios Cine