1.500 militantes socialistas de la provincia piden un congreso extraordinario urgente y primarias

Echávarri evita sumarse a la recogida de firmas contra la gestora que sí respaldan alcaldes sanchistas de otras ciudades

17.10.2016 | 16:16

Un total de 1.491 militantes socialistas de la provincia de Alicante se habían sumado ayer a la recogida de firmas federal impulsada desde las redes sociales para exigir un congreso extraordinario de carácter urgente y elecciones primarias en el PSOE, según los datos facilitados ayer por la mañana por el alcalde de la localidad granadina de Jun, que lidera la iniciativa. Militantes alicantinos como la excandidata a la Alcaldía, Etelvina Andreu, han manifestado en su perfil público de Twitter su respaldo a la campaña nacional, que pretende sumar los apoyos necesarios de la militancia que, según los estatutos, se requieren para convocar el congreso. La mayoría de firmas de la provincia proceden de pequeñas poblaciones como Xixona, El Campello o Mutxamel y entre ellas están las de militantes veteranos como Antonia Graells o Pepe Asensi. Para que la firma sea válida se necesita que sea original, lo que ha obligado a poner voluntarios que permitan su recogida y que en la provincia de Alicante está coordinando el exdirigente comarcal Manuel Marín, según ha podido saber este medio.

La reivindicación, que se lleva a cabo en Twitter a través de los hastags #quenadiedecidaporti y #MilitantesEnPie cuenta con seguidores alicantinos que ya se han informado de cómo hacer llegar su firma al tener dudas sobre si presentarla o no en las agrupaciones locales, según han señalado militantes a este diario. La campaña, que lleva recogidas más de 70.000 firmas en toda España, ha movilizado a socialistas críticos con el líder del PSPV en la Comunidad, Ximo Puig, que ya manifestaron su indignación por su decisión de sumarse a los barones del PSOE que dimitieron de la ejecutiva federal para tumbar al exsecretario general, Pedro Sánchez. Fuentes consultadas explican que desde el grupo de críticos con Puig se ha intentado que firme el alcalde de Alicante, Gabriel Echávarri, algo que no se ha producido –como en el caso del alcalde de Valladolid, que sí ha plasmado su firma– pese a haber mostrado Echávarri abiertamente su descontento con la creación de una gestora y su respaldo a Pedro Sánchez. El apoyo formal de Echávarri al congreso extraordinario supondría un órdago a su valedor, Ángel Franco, quien se alineó con la operación que provocó la caída de Sánchez.

El congreso extraordinario fue uno de los puntos que abordó la ejecutiva provincial el martes en su primera reunión desde que estalló la crisis del partido y donde la mayoría de intervenciones arroparon a Puig y se inclinaron por la abstención a Rajoy como el camino «menos malo». La celebración del congreso «cuanto antes» fue valorada por el secretario comarcal del Baix Vinalopó, Alejandro Soler, y la presidenta de la ejecutiva, Julia Menargues, quienes se encontraron con réplicas como la de Herick Campos, que defendió que la urgencia es tener un gobierno.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine