20 de septiembre de 2016
20.09.2016

Dos consellers por cada gobierno y sin la vicepresidenta Oltra

Morera tuvo un protagonismo inesperado con la visita sorpresa de los altos cargos a las Cortes

20.09.2016 | 00:37

Jordi Pujol aterrizó en diciembre de 1993 en Valencia con cinco de los consellers de su gobierno. Fue también una cumbre de primer nivel. Incluso superior a esta de 2015 en cuanto a miembros del gobierno, ya que Carles Puigdemont se hizo acompañar ayer de dos compañeros de ejecutivo: el titular de Territorio y Sostenibilidad, Josep Rull, y el de Empresa y Conocimiento, Jordi Baiget. La elección tenía que ver con los puntos dominantes de la cumbre: el Corredor Mediterráneo, la relación empresarial, la financiación y el diseño de estrategias comunes de turismo.

De manera recíproca (igualdad protocolaria), Ximo Puig estuvo escoltado por los consellers de Economía, Rafael Climent, y de Obras Públicas y Vertebración del Territorio, María José Salvador. En clave política, suponen respectivamente un representante de Compromís y del PSPV. Otra prueba de que el equilibrio siempre es un importante en un gobierno bipartito.

No obstante, algunos echaron en falta a la vicepresidenta, Mónica Oltra. Su presencia hubiera dado más solemnidad al encuentro, argumentaban voces de Compromís en privado a pesar de que el entorno de Oltra señalaba que no existía malestar alguno.

Además, el presidente de las Corts, Enric Morera, tuvo un protagonismo destacado en el acto en el Saló de Corts del Palau e incluso abrió su casa, el hemiciclo que preside, al líder catalán antes de que tomara camino de regreso a Barcelona. Como la visita fue sorpresa, le tocó al propio dirigente del Bloc ejercer de guía y explicar algunos detalles históricos del Palau dels Borja.

Más sociedad civil

Si el desembarco de consellers fue superior en 1993 con Pujol (en alguna de sus visitas recuerdan en el Palau de la Generalitat que acudió acompañado de su hijo Oriol en una especie de ejercicios preparatorios para la sucesión), la cumbre de ayer ganó en la implicación de la sociedad civil, con rectores catalanes, presidentes de diputaciones y responsables de patronal y sindicatos en una delegación que se acercaba al centenar de personas.

Les esperaba una representación valenciana homóloga con la que compartieron media mañana en el Saló de Corts a razón de dos minutos por intervención sobre el corredor.

A la consellera le tocó después leer ante los dos presidentes el documento de conclusiones tras el encuentro entre el Foro Valenciano por el Corredor Mediterráneo y la Taula Estratègica Catalana del Corredor.

La principal es que el futuro de la infraestructura, una aspiración tan vieja que se remonta a los años 20 del siglo pasado, no se quiere dejar solo en manos de Madrid. La Comunidad Valenciana y Cataluña quieren tomar la palabra, desarrollar iniciativas conjuntas y «ampliar sinergias». Que la Moncloa tenga «más difícil justificar lo injustificable», afirmó Puigdemont. Pese a todo, la llave de la financiación, del Boletín Oficial del Estado y de las licitaciones continúa en Madrid, con un gobierno por ahora en funciones. ¿Hará mella la presión?

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Política

El Consell recurrirá la suspensión del plurilingüismo

El Consell recurrirá la suspensión del plurilingüismo

El tribunal autonómico acepta el recurso de la Diputación de Alicante contra el decreto de...

Los diputados valencianos en el Congreso refuerzan su alianza contra las cuentas

Los diputados valencianos en el Congreso refuerzan su alianza contra las cuentas

PSOE, Compromís y Unidos Podemos crean un frente común de rechazo al proyecto de presupuestos

Puig quiere aguantar al frente del PSPV

Puig quiere aguantar al frente del PSPV

El presidente mantendrá su candidatura para otro mandato en los socialistas valencianos a pesar de...

David Cerdán pasa al ataque en la provincia

David Cerdán pasa al ataque en la provincia

El actual secretario del PSPV en Alicante confirma que opta a la reelección

Enlaces recomendados: Premios Cine