Puig reclama una solución para lo que tilda de «anomalía democrática»

15.09.2016 | 01:55

En el ámbito autonómico, las reacciones también fueron muchas durante el debate de política general. El jefe del Consell, Ximo Puig, abogó por buscar «todas las fórmulas» para Rita Barberá deje de ser «una representante valenciana en Madrid». «El escaño no es de Barberá, es un escaño propiciado por las Cortes. Es una senadora territorial que representa a los valencianos y es por tanto una anomalía democrática que una persona imputada, que ahora es una tránsfuga, esté representado a la Comunidad». Por su parte, el presidente de las Cortes valencianas, Enric Morera, pedirá una «reunión urgente» con el presidente del Senado, Pío García Escudero, para tratar la situación «Quedarse con el escaño es declararse en rebeldía de la voluntad popular de los valencianos». «Yo, en mi caso, me hubiera ido a mi casa», se oyó desde las filas del que ha sido, hasta ahora, su partido. Lo dijo la coordinadora del PP de la Comunidad, Eva Ortiz. Y recordó que, desde hace meses, el PPCV sostiene que Barberá «debe hacer lo mejor para ella y para el PP», que es «que acabe con esta situación de tensión.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine