De «dama de hierro» a Donald Trump

Zapatero, Felipe e Indalecio Prieto aparecen en un debate con un sonido deficiente

16.09.2016 | 02:19
De «dama de hierro» a Donald Trump

Contracrónica. No faltaron abrazos, preñados de significado tal vez, como el de Alexis Marí a Bonig; ni referencias culturales, que se movieron entre la lucidez autóctona de Rafael Chirbes y el genio cosmopolita de Woody Allen. Un poco de todo.

El jefe del Consell, Ximo Puig, inició la réplica a la encendida intervención de la líder del PPCV, Isabel Bonig, celebrando irónicamente que hubiera pasado como referente de Margaret Thatcher a Tony Blair. «Es un avance –remató–, pero usted está más cerca de Donald Trump». Durante el debate hubo referencias a otros políticos del pasado, como Indalecio Prieto, y otros más actuales como Felipe González y Rodríguez Zapatero. Bonig elogió al primero como exponente de «la izquierda moderna» y menospreció al «amigo» de Puig.

De Chirbes a Machado y Stiglitz
Puig aliñó sus noventa minutos de discurso con un ramillete de citas literarias. Empezó con el novelista valenciano de la desintegración moral de los últimos años, Rafael Chirbes, siguió por Blasco Ibáñez y continuó por Malraux, Machado y el Nobel Joseph Stiglitz. Incluso recurrió a refranes populares al hablar de financiación: «Sin dinero no hay turrones». Alexis Marí, por su parte, citó a Woody Allen para criticar a Puig: «A cada solución, un problema».

Megafonía defectuosa y susto con la caída de una batería
El sistema de megafonía de las Cortes dejó ayer mucho que desear. Al presidente apenas se le escuchaba y cuando alguno de los oradores elevaba la voz se producían molestos acoples. Enric Morera tendrá que hacérselo ver, ya que el sistema es nuevo y costó más de 369.000 euros. Eso sí, al inicio de la sesión se escuchó a la perfección el sonido que hizo la batería de una cámara cuando cayó de golpe desde la garita de los periodistas hasta el hemiciclo. Cayó justo en el escaño del podemista Daniel Geffner. Todo quedó en un susto.

La sintonía de Marí con Bonig y el abrazo de Puig y Oltra
Alexis Marí –con corbata, ayer, inusual en él–, se acercó cordial antes del pleno hasta el escaño de Bonig. Ambos se fundieron en un abrazo, símbolo de la sintonía de posiciones que se observa en los últimos tiempos entre PP y Ciudadanos. Otro gesto de afecto fue el de la vicepresidenta, Mónica Oltra, y Puig, que se abrazaron al finalizar la sesión de la mañana.

Bancada con imputado incluido
El primer Debate de Política General del bipartito fue seguido por altos cargos (José María Vidal, Antonio Torres, Antonio Such, Miquel Real...), titulares de entes estatutarios, como Vicent Cucarella (Sindicatura de Comptes) y Vicente Garrido (Jurídic Consultiu), y diputados en Madrid, como los populares Belén Hoyo y el imputado Óscar Clavell, delfín de Bonig en la Vall d'Uixò (Castellón).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine