Más de 6.000 millones del rescate han ido a tapar deuda de empresas públicas

La liquidez de los préstamos que habrá que devolver al Estado permite cubrir vencimientos bancarios y facturas

14.09.2016 | 01:16

El agujero negro que para las arcas de la Generalitat suponen las empresas públicas ha engullido ya más de 6.000 millones de euros del dinero que los valencianos tendrán que devolver al Estado por los préstamos del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) y otros mecanismos de asistencia financiera que el Gobierno de España puso en marcha en 2012 para evitar la quiebra de las autonomías.

En cuatro años, la Comunidad Valenciana ha recibido 44.337 millones de los préstamos del Estado, de los que 6.186 millones han ido a cubrir vencimientos de deuda y facturas con proveedores de fundaciones y firmas públicas como la Ciudad de las Artes y las Ciencias, el aeropuerto de Castellón, Ciegsa, Epsar, la extinta Radiotelevisió Valenciana, FGV o la entidad de saneamiento, entre muchas otras.

La última inyección económica, de 60 millones para pagar vencimientos de créditos, se conoció hace unos días, pero la respiración asistida a la que se mantiene al sector público se ha convertido en una constante desde 2012.

Con todo, el grueso de la generación de liquidez para el sector público por parte de la Generalitat se produjo entre 2012 y 2013, cuando se inyectaron más de 4.500 millones de euros en apenas unos meses. Eran los años del mastodóntico sector público valenciano que la Conselleria de Hacienda dirigida entonces por Juan Carlos Moragues se vio obligado a desmantelar, aunque el actual Consell tiene en marcha también su propio plan de reestructuración en el que, por ejemplo, empresas como Ciegsa están condenadas a la desaparición antes de fin de año.

Desde la llegada de los nuevos gestores de PSPV y Compromís al Consell hace poco más de un año se han destinado ya 480 millones al rescate de empresas públicas a través de dos fuentes, el plan de proveedores, destinado a pagar facturas pendientes, y el FLA, en este caso para hacer frente a préstamos bancarios.

Que el Consell afrontaba con dinero del rescate los agujeros de sus empresas era ya conocido, pero no el total del dinero destinado en estos años al ruinoso sector público valenciano.

Casi 5.000 millones de deuda
Tan ruinoso que la deuda de las empresas públicas de la Generalitat alcanza los 4.843 millones de euros, según el último dato hecho público el pasado 31 de mayo en las Cortes por responsables de la Conselleria de Hacienda y Modelo Económico. De ese dinero, 1.320 millones se los deben las empresas públicas a la propia Generalitat. En la actualidad aún quedan activas 28 entidades que componen el sector público empresarial y fundacional.

La reordenación del sector público se ha convertido en una de las prioridades que el Consell se ha marcado tanto en el seminario de Morella de principios de año como en el de Torrevieja celebrado el pasado mes de julio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine