Los diputados de Compromís se van al Mixto tras vetar el Congreso que tengan grupo propio

A la Valenciana recurrirá al Tribunal Constitucional pero sus escaños se dividirán en dos bloques

28.07.2016 | 03:04

La coalición de Mónica Oltra, como ya ha hecho en el Senado, tratará de ganar visibilidad cortando amarras con Podemos, al que se adscribirán el resto de parlamentarios.

Estaba cantado. La Mesa del Congreso rechazó la petición de la coalición A la Valenciana –formada para las elecciones generales por Compromís, Podemos y Esquerra Unida– para formar un grupo parlamentario propio. La unidad de acción se mantendrá para recurrir al Tribunal Constitucional en tanto que la candidatura cree que se cumplen todas las condiciones que recoge el reglamento: tener más de cinco parlamentarios y más del 15% de los votos en las circunscripciones por las que concurre o ese mismo porcentaje en el conjunto de la autonomía. El órgano de gobierno de la Cámara, controlado por el PP y C's con el visto bueno de los socialistas, entiende, sin embargo, que no puede autorizar el grupo por la ligazón de la coalición valenciana con Podemos.

Así las cosas, como ya ocurrió en diciembre, tampoco habrá un grupo autonómico pero, sin embargo, los diputados de Compromís sí están dispuestos a ejercer ese papel desde el Grupo Mixto, en el que tendrán entre el 30 y el 35% de las intervenciones y de los recursos con sus cuatro parlamentarios. Durante el mandato anterior, la sigla que encabeza Joan Baldoví logró una notable visibilidad con una estrategia que ahora repetirá. Hay una diferencia: Compromís ya ha cortado por completo amarras con Podemos. No sólo en el Congreso sino también en el Senado, donde los dos parlamentarios de la formación ya están en el Grupo Mixto cuando en el mandato anterior optaron, sin embargo, por integrarse con los senadores de Podemos.

De todas maneras, sí habrá consenso para acudir a los tribunales y colaboración para defender los grandes temas que afectan a la Comunidad como la financiación. Para A la Valenciana la decisión del órgano de gobierno de la Cámara es «absolutamente arbitraria» y «caciquil». En rueda de prensa en el Congreso, la diputada Ángela Ballester, número dos de la candidatura por Valencia, recalcó que el veto a su grupo se corresponde con la «voluntad política» de PP, PSOE y Ciudadanos y no a una cuestión reglamentaria. «Es una pena que haya una Mesa de mayoría conservadora, gracias a un pacto del PP y Ciudadanos con los nacionalistas, que no quiera reconocer que hay un país nuevo que debería estar reflejado en las instituciones», denunció la diputada.

El recurso judicial no paraliza, en ningún caso, los trámites que deben realizar los parlamentarios. Y eso supondrá la división de la candidatura. Los diputados valencianos de Podemos y casi seguro también el único escaño de EU engrosarán las filas del grupo confederal de Unidos Podemos con Pablo Iglesias al mando. Los de Compromís, pasado el plazo de 48 horas, ingresarán directamente en el Mixto donde, salvo que al final no se resuelva la situación del grupo catalán de Convergència, serán los mayoritarios. Joan Baldoví ya avanzó ayer que su opción es integrarse en el Grupo Mixto como ya hicieron en la anterior legislatura. Ballester admitió que le gustaría que la candidatura de A la Valenciana se mantuviera unida, pero destacó que los diputados de Podemos y el de EU creen poder trabajar «mejor por los intereses de los valencianos» dentro del que será el tercer grupo de la Cámara. Garantizó, en cualquier caso, que seguirán colaborando con sus colegas de Compromís cuamdo vayan al Mixto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine