Fullana: "Un niño de Pego tendrá menos derechos que uno de Oliva. Se ha acabado la broma"

Compromís exige a la Diputación que aporte 2,6 millones para la Xarxa de Llibres para completar la segunda fase de la iniciativa

19.07.2016 | 17:58
Fullana: "Un niño de Pego tendrá menos derechos que uno de Oliva. Se ha acabado la broma"

El grupo provincial de Compromís ha anunciado que la Diputación de Alicante deberá aportar 2,6 millones de euros para sufragar la cuota que le corresponde en el programa #XarxaLlibres, impulsada por la Conselleria de Educación.

En un comunicado, el grupo ha señalado que 114.000 estudiantes alicantinos han optado al programa y que a la Diputación de Alicante le corresponde abonar en la segunda fase del programa 2,6 millones de euros.

La cifra se ha conocido después de que el equipo de Gobierno provincial del PP anunciara que recortaba hasta dejar en 1,4 millones de euros el presupuesto de ese programa ante la falta de información y para cumplir con la regla de gasto impuesta por el ejecutivo central a las administraciones públicas.

"La semana pasada fue el colofón de un año negro para César Sánchez y su portavoz --Carlos Castillo--, el PP ha 'sepulcrat' la Diputación de Alicante", ha manifestado el portavoz de Compromís en la institución, Gerard Fullana.

Fullana ha denunciado, junto a la portavoz adjunta de Corts Valencianes, Mireia Mollà, "el desfase económico y político" en el que, a su entender, se ha sumido la institución.

A ese respecto, el grupo ha anunciado que presentará en el pleno de mañana una iniciativa sobre la necesidad de se ejecute "una crisis de gobierno que redirija la situación de una institución donde su portavoz de Gobierno, Carlos Castillo, ha desarrollado una estrategia que se resume en cuatro pilares: transfuguismo, desfase presupuestario, incumplimiento de la Xarxallibres y la sentencia del TSJ negando la posibilidad de bloquear el decreto de coordinación turística, principal arma del PP hasta el momento contra el Gobierno del Botánico".

La coalición valencianista ha puesto énfasis en que el PP "se sostiene por un diputado tránsfuga, Fernando Sepulcre, comprado a sueldo por el PP. Ninguno de las otras dos diputaciones valencianas han tenido los problemas presupuestarios que alega la alicantina para incumplir con el banco de libros gratuitos, ni se ha embarcado en una lucha judicial o estrategias estériles de conflicto con el Consell".

A su modo de ver, Castillo lleva a cabo "una estrategia de ocultación del fracaso propio de gestión a través de la creación de otro conflicto del gobierno valenciano" y ha recordado que "el desfase económico en el techo de gasto va mucho más allá de la cantidad de #Xarxallibres, dos millones de euros más".

"Castillo y Sánchez usan como escudos humanos las familias alicantinas para ocultar su inoperancia. Dicen que defienden la provincia pero sólo la usan por sus intereses partidistas, han arruinado la economía valenciana y lo siguen haciendo ahora con la alicantina. La imagen que nos queda es la de un niño de Pego tendrá menos derechos que uno de Oliva, cuando solamente los separan 10 kilómetros. Se ha acabado la broma", ha reflexionado Fullana.

"El PP no ha querido participar del banco de libros desde el inicio. Tampoco sabemos por qué no les gusta, pero no puede ni dejar tirados a los ayuntamientos ni a las familias", ha agregado Mollà.

"Esa decisión no es discutible. Los derechos son derechos, no líneas presupuestarias. Si tienen que hacer un reajuste no es en #XarxaLlibres, un proyecto que resuelve el problema de muchas familias que han de decidir entre llenar la nevera de casa o comprar los libros del colegio. En el contexto actual hay que arrimar el hombro entre administraciones, sobre todo en situaciones de emergencia social que todavía sufrimos", ha continuado.

DECRETOS DEL CONSELL

Mireia Mollà ha reclamado "altura de miras" a César Sánchez y al PP: "hemos discutido mucho el papel de las diputaciones y cómo cuadran en el contexto actual. Pero se continúa haciendo un uso partidista, se ha traído a la Diputación a una deriva de frentes abiertos frustrados".

Además, Mollà ha calificado como "una medida reaccionaria", el enfrentamiento con el Consell por los decretos de coordinación turística y deportiva.
"El PP nunca cuestionó que hubiera una coordinación entre administraciones. Simplemente nunca la desarrolló. Es una deriva que no comparte ni el sector, que ya admite que están mejorando. La progresión pasa por la coordinación. Se puede discutir desde lo político pero no desde la sin razón. Si tuvieran argumentos de peso para decir que la Generalitat se está equivocando podríamos sentarnos, pero discutimos desde lo reaccionario y la frustración de haber perdido el poder que han ostentado tantos años", ha zanjado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine