El Gobierno envía a la Comunidad casi mil euros por habitante menos que a la Rioja o a Cantabria

Los últimos datos evidencian que el Consell sigue a la cola del reparto con un expolio de 1.290 millones en 2014

15.07.2016 | 01:48
El Gobierno envía a la Comunidad casi mil euros por habitante menos que a la Rioja o a Cantabria

La distribución per cápita del sistema revela que los valencianos están 258 euros por debajo de la media estatal y lejos de los que más ingresan.

A la cola del reparto por habitante del sistema de financiación, a once puntos de la media y lejos, muy lejos, de la cabeza. Los datos definitivos sobre la distribución del sistema de financiación correspondientes a 2014 –cuya liquidación se ha realizado ahora– evidencian el expolio que sigue sufriendo la Comunidad en los fondos que llegan desde Madrid para cubrir, fundamentalmente, la gestión de la Sanidad, la Educación y los Servicios Sociales, las principales competencias en poder de las autonomías. Durante ese ejercicio, la Generalitat dejó de ingresar 1.290 millones por no tener el trato que le corresponde, cada valenciano percibió 258 euros menos que la media y, además, 870 y 970 euros menos respectivamente que un riojano o un cántabro, las dos autonomías que más reciben desde Madrid, como se recoge en el cuadro anexo.

«Esta diferencia es la que de forma continuada sufrimos los valencianos y más desde hace dos años porque desde el 1 de enero de 2014 el sistema está caducado y el gobierno de Mariano Rajoy sigue en el sofá. Ni camina ni va rápido», lanzó el titular del Consell durante su intervención en el pleno de las Cortes para hablar sobre la financiación. La Generalitat está discriminada en la distribución de fondos que llegan desde Madrid a raíz del sistema que se puso en marcha en 2004 durante el mandato de José María Aznar. Esa brecha de la Comunidad –la única autonomía con una riqueza por debajo de la media pero que aporta de forma neta a la caja común– se consagró a su vez en el modelo de 2009, impulsado por el socialista Zapatero. Y, finalmente, su reforma está bloqueada desde hace dos años y medio por Mariano Rajoy.

El titular del Consell, durante la sesión parlamentaria, recriminó que esa «parálisis» del PP, con «la connivencia de todos aquellos que tampoco muestran especial entusiasmo para avanzar hacia un sistema más solidario, tiene un coste». «Esto es una auténtica catástrofe para nuestra ciudadanía», constató. De hecho, Ximo Puig desveló que esos 1.290 millones supondrían un 12% más de ingresos. «No es una cuestión de décimas, detrás de las cifras hay familias, dependientes, colegios, muchas ayudas a la vivienda o a la dependencia que podríamos hacer si contáramos con los recursos que nos tocan», apuntó el presidente antes de desvelar otro «regalo» de Montoro. El Ministerio de Hacienda ya ha comunicado a la Generalitat que en agosto le descontará los 19 millones de la multa que impuso la Unión Europea por maquillar el déficit durante la gestión del PP en la Generalitat, una resolución de Montoro que ha enquistado todavía más las relaciones.

En la réplica, Isabel Bonig recordó que el PP siempre ha votado a favor del cambio de la financiación, se preguntó por el paradero del plan de ajuste y emplazó a Puig a someter sus medidas al Consejo de Política Fiscal. El síndic de Podemos, Antonio Montiel, reclamó abrir el diálogo con Hacienda para exigir el pago la deuda histórica. Alexis Mari, de C's, señaló que este problema «sólo puede solucionarse en Madrid». Manolo Mata, en nombre del PSPV, destacó que tras 20 años de gobiernos del PP la deuda de los valencianos es de 9.000 euros per cápita: «Es insostenible, impagable y vergonzoso». El portavoz de Compromís, Fran Ferri, denunció el «maltrato» y los «chantajes» del ministro Cristóbal Montoro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine