11 de julio de 2016
11.07.2016

Puig pedirá al nuevo Gobierno el traspaso de las competencias de Cercanías

El President ha mantenido esta mañana una reunión con los alcaldes de los municipios con línea C-3 de Renfe

13.07.2016 | 00:31
Puig pedirá al nuevo Gobierno el traspaso de las competencias de Cercanías

El president del Consell, Ximo Puig, ha anunciado hoy que, en cuanto se constituya el nuevo Gobierno de España, reclamará de forma inmediata el traspaso de las competencias de las Cercanías ferroviarias a la Generalitat, para así poder introducir mejoras en un servicio "manifiestamente mejorable".

Puig ha hecho estas afirmaciones en el Palau de la Generalitat tras reunirse, junto a la consellera de Obras Públicas, María José Salvador, con los alcaldes y representantes de los vecinos de los municipios con línea C-3 de Cercanías de Renfe, para establecer una hoja de ruta conjunta destinada a lograr modernizar la línea.

Según el president, esa transferencia debe ir acompañada de las inversiones necesarias para tener "el mismo servicio de Cercanías que tienen muchas otras grandes ciudades y Comunidades autónomas" de España, y permitirá además mejorar la capacidad de las Cercanías.

Puig ha destacado que el transporte público urbano "es fundamental", pero debe ser un transporte "de calidad en todos los aspectos" y con frecuencias, y ha adelantado que se está preparando un nuevo mapa de concesiones, que responda a la realidad y a la necesidad de transporte público en toda la Comunitat.

El president ha defendido que el transporte público "es garantía de bienestar y de igualdad", y por ello hay que superar todos los desequilibrios existente, en favor de la igualdad de oportunidades de todas las personas.

En el caso de la línea C-3, ha asegurado que converge el interés de la Generalitat con el de los Ayuntamientos afectados, y ha reconocido el trabajo de esos alcaldes para lograr que, al menos, los trenes lleguen hasta la Estación del Norte de Valencia, algo que era "fácil", pero "no había voluntad" de hacerlo.

Puig ha indicado que aprovechará la visita de mañana a Valencia de la ministra de Fomento en funciones, Ana Pastor, para pedirle que se licite ya la electrificación de la línea C-3 hasta Buñol y empiecen este año esas obras, incluidas en los Presupuestos de 2016 con una inversión de 30 millones de euros.

Finalmente, el president ha mostrado su deseo de contar con un Gobierno central que sea "leal institucionalmente" con las Comunidades autónomas y los Ayuntamientos.

La consellera de Obras Públicas ha explicado que se han marcado una "hoja de ruta conjunta" con los alcaldes para lograr la modernización y electrificación de la C-3, una línea que tiene unas frecuencias "razonables" entre Valencia y Buñol, pero "debe mejorar" la conexión entre Buñol y Utiel, y llegar hasta Camporrobles.

María José Salvador ha recordado que la línea tiene más de 200.000 usuarios directos y potenciales, y ha asegurado que en cuanto haya nuevo Gobierno en España le trasladarán la situación del servicio de Cercanías en la Comunitat, que ha calificado de "precario" e "inexistente en algunos puntos" donde es necesario.

El alcalde de Xirivella, Michel Montaner, ha destacado que, desde la semana pasada y después de ocho años de reivindicación, 250.000 usuarios de doce municipios han podido volver a la Estación del Norte en tren, aunque en pleno siglo XXI se tarda el doble de tiempo que en 1883 para llegar a la estación.

Por ello, ha insistido en la importancia de modernizar la C-3, una línea que es "importante para la sostenibilidad y el desarrollo" de esos municipios, cuyas principales demandas están recogidas en la llamada "Declaración de Xirivella"

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine