El diputado provincial de C's renunció hace sólo un mes al uso del coche oficial

Fernando Sepulcre pidió dejar de utilizar el vehículo de la Diputación cuando se enteró que se iban a airear todos los viajes con la nueva ordenanza

21.06.2016 | 01:05
El diputado provincial de C's renunció hace sólo un mes al uso del coche oficial

La versión del diputado provincial de Ciudadanos, Fernando Sepulcre, para justificar su intento de cargarle gastos de su vehículo particular al fondo de dinero público con el que cuenta su grupo en la Diputación ha quedado desmontada casi antes de que la pueda desarrollar. Sepulcre aseguró que pasaba facturas de su automóvil privado a la cuenta de C's en la corporación provincial –reparaciones en un taller, gasolina...– como consecuencia de que su partido veta la utilización de coches oficiales. Lo cierto, sin embargo, es que hasta hace poco más de un mes –concretamente hasta el pasado 11 de mayo– el diputado provincial de Ciudadanos no había renunciado todavía expresamente al uso del vehículo oficial en su condición de portavoz de grupo y, a la vez, socio preferente del PP en el hemiciclo provincial con voto decisivo en las grandes decisiones.

No lo hizo en esa fecha por voluntad propia. Sepulcre se vio forzado por los acontecimientos. A principios de mayo, los grupos con representación en la Diputación empezaron a negociar la nueva ordenanza de transparencia y el diputado de C's se enteró que la letra pequeña de ese nuevo documento –aprobado en el pleno del mes de junio– incluía un apartado que le podía comprometer: la ordenanza provincial establece que, a partir de ahora, se le tenga que dar publicidad a todos los desplazamientos que los diputados realizan con vehículos del parque móvil provincial. Como se recordará, Sepulcre justificaba esos gastos de su vehículo –facturas que intenta cobrar a través del fondo de dinero público con el que cuenta su grupo en la Diputación– asegurando que se le había vetado el uso del vehículo oficial, una opción que contrariamente a eso el propio Sepulcre mantuvo abierta hasta hace poco más de un mes, según las fuentes consultadas.

La crisis de Ciudadanos en el Palacio Provincial, larvada desde hace meses por la mala relación de Sepulcre con una parte de la cúpula de la formación de Albert Rivera, ha estallado en plena campaña electoral. La decisión de la cúpula nacional de C's de investigar los gastos que Sepulcre intenta endosarle a las cuentas de su grupo en la Diputación se ha convertido en la espita que ha provocado la ruptura en la formación, que ya lleva semanas atravesando por graves problemas con luchas en el grupo de las Cortes, tensiones internas en la organización provincial de Alicante que se saldaron con la dimisión del coordinador de la campaña y ahora la voladura del grupo en la corporación.

Hace unas semanas, el diputado provincial remitió a la cúpula de C's en Barcelona un paquete de documentos que incluye facturas de los últimos cinco meses de 2015 por un importe superior a los 4.000 euros. El sistema de pago de gastos de la formación naranja prevé una cuenta de ingresos y, a su vez, una segunda para realizar el reintegro de las facturas que sólo se saldan previa entrega de los justificantes. Tras descartar ese pago, hace ahora una semana, el diputado provincial de Ciudadanos volvió a remitir el listado de esos pagos quitando eso si el recibo de 381 euros correspondiente a la revisión mecánica de su vehículo privado en un conocido taller de Alicante pero manteniendo casi 1.200 euros en combustible durante un periodo de tres meses.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine