El Consell abonará el 50% de la extra de 2012 a los funcionarios antes del verano

Ferrand: "Es de justicia que los empleados públicos de la Generalitat reciban el dinero que les corresponde"

09.06.2016 | 00:57

El conseller de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler, ha anunciado que el Consell prevé abonar el 50% de la extra pendiente de 2012 a los empleados públicos autonómicos antes de verano, una vez la Comunitat Valenciana reciba la cantidad pendiente de la liquidación del ejercicio de 2014 (unos 700 millones de euros) que el Gobierno central abona a las autonomías en el mes de julio, además del FLA extraordinario o una parte sustancial de éste.

Estas son las previsiones que maneja la Conselleria de Hacienda tras lograr el desbloqueo del FLA extraordinario y del ordinario, que asciende a 203 millones para la primera mitad del año, un importe calculado sobre el límite de déficit del 0,3% del PIB, toda vez que el Gobierno no ha gestionado aún el incremento hasta el 0,7% acordado posteriormente, ha indicado la Generalitat en un comunicado.

En concreto, la extra pendiente de 2012 --que supone unos 150 millones en el caso de los empleados públicos valencianos-- ya la cobraron en abril y mayo los funcionarios del Estado, pero en la Comunitat Valenciana no se pudo abonar ante "la negativa" del Ministerio de Hacienda a entregar un anticipo a cuenta de la financiación de la Generalitat de 2014 y que el Gobierno central no paga hasta julio.

Según ha explicado Soler, esta situación "unida al bloqueo del FLA ordinario y extraordinario, a diferencia de lo ocurrido en 2015, es lo que impidió la necesaria liquidez". "Esas tensiones de tesorería, como consecuencia, en último extremo, de la injusta financiación autonómica, no permitieron la restitución completa de la extra suprimida por el Gobierno en 2012", ha puntualizado.

"Los 1.300 millones que parece que vamos a cobrar del FLA extraordinario no son los 1.800 que esperábamos, pero sí que ayudan a destensionar la Tesorería", ha señalado Vicent Soler, quien ha recordado que "la Comunitat Valenciana era además la única autonomía que hasta hace unos días seguía teniendo bloqueado el acceso al FLA ordinario, como consecuencia de la dura negociación que ha llevado a cabo el Consell con el Gobierno central en la elaboración del Plan de Ajuste para no aplicar recortes en servicios públicos fundamentales".

Asimismo, ha lamentado que el Gobierno central sólo ha transferido hasta el momento en anticipos el 43% de los fondos de la liquidación de 2014, a pesar de que el año pasado por estas mismas fechas había enviado al anterior Consell "el 73% de los recursos que integraban la liquidación de 2013". El abono de la cantidad pendiente por la liquidación de 2014 supondría unos 700 millones.

Por tanto, ha explicado que el FLA extraordinario, que cubre la desviación del déficit autorizado en 2015, permitirá abonar miles de facturas y aliviará los graves problemas de liquidez, de manera que sumado a la llegada de la liquidación del modelo en julio, se podría hacer frente al abono de la extra.

En el supuesto de confirmarse la aprobación de un tramo de 1.300 millones de euros en FLA extraordinario, esa cantidad se sumará a los 203 millones del FLA ordinario del primer y segundo trimestre y a los 536 millones recibidos hasta ahora como anticipos de la liquidación.

De este modo, la Generalitat habría recibido a estas alturas del año un total de 2.039 millones por parte del Estado, pero cuya cifra "aún sería un tercio inferior a la cantidad que el Gobierno central inyectó al anterior Consell del PP el año pasado en estas mismas fechas (2.954 millones)", ha lamentado el titular de la Hacienda Valenciana.

Vicent Soler ha reiterado la necesidad de acabar con esta situación "de dependencia" y "de estar a expensas de la arbitrariedad del ministerio", y para ello ha defendido que "la única forma es disponer de un nuevo modelo de financiación que nos dote de los recursos que nos corresponden y que nos permita acabar con el FLA y dejar de depender de la respiración asistida del Estado".

"En el actual contexto, el FLA es necesario pero supone una doble estafa, primero porque es un crédito y segundo porque aumenta la deuda que tenemos. El FLA supone cambiar derechos por préstamos", ha señalado.

Por su parte, la secretaria autonómica de Hacienda, Clara Ferrando, ha señalado que "desde el Consell hemos luchado por cumplir la promesa de devolver el 50% de la paga extra pendiente a los funcionarios, una retribución que se arrebató a todos los empleados públicos por imposición del Gobierno central".

"Es de justicia que los empleados públicos de la Generalitat reciban el dinero que les corresponde y además, que lo reciban en los mismos términos en los que lo han hecho los funcionarios del Estado. Lo contrario supondría un agravio comparativo impensable", ha indicado la secretaria autonómica para agregar que desde el Consell "siempre" se tuvo la intención de abonar esta retribución y por ello se incluyó en los Presupuestos de la Generalitat para 2016.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine