Crece el lío interno en Ciudadanos

La ejecutiva de Alcoy ataca la labor de su coordinadora, miembro a su vez del grupo en las Cortes Valencianas

02.06.2016 | 00:50

Por cuatro votos a dos y uno en blanco, la dirección local de Ciudadanos en Alcoy decidió reprochar la gestión de la coordinadora Rosa García, que ha avalado la exclusión de la candidatura al Congreso de la concejal Lucía Granados, como ha venido informando este diario. En la última reunión de la dirección local se analizó la polémica generada en las últimas dos semanas, saldándose con una votación en la que se censuró la gestión de la diputada Rosa García, coordinadora local, lo que a su vez supone un toque para el grupo en las Cortes Valencianas. En esta sesión se expresó el malestar mayoritario por la exclusión de Granados y la acusación lanzada desde la provincial de que no había pagado las cuotas, así como con la apertura de una información interna en torno a la renuncia del coordinador electoral, el también alcoyano Mario Santacreu.

La coordinadora local Rosa García, sin embargo, niega rotundamente no sólo que su gestión fuese cuestionada sino que ni siquiera se llegara a abordar este asunto. «En la junta hablamos de otras cosas, pero no de este tema, y desde luego no se votó», manifestó a este diario. Las fuentes de C's consultadas discrepan de la valoración de la coordinadora y ratifican que se votó con el resultado señalado.

La concejal en Alcoy que iba en la lista de Ciudadanos como número tres remitió un escrito al Comité de Garantías en Barcelona con el fin de que informase de si disponía de un informe en su contra. En concreto, quiere que se aclare si desde Alicante, la dirección provincial de Emigdio Tormo ha notificado que Granados no colaboró en la campaña electoral, como se ha informado. El coordinador provincial electoral Mario Santacreu, también alcoyano, indicó que no tiene conocimiento del mismo.

Sobre ese informe y la morosidad a la que se acusa a Granados por no pagar sus cuotas como cargo público el partido basó su cambio en la lista, por el que dejó fuera a Lucía Granados. La decisión generó un profundo malestar en la agrupación local que se trasladó a algunos sectores internos de la formación a nivel provincial. En Alcoy ya se dejó entrever que los partidarios de Granados están dispuestos a destapar la caja de los truenos y denunciaron que la asignación que reciben del Ayuntamiento se traspasa a una cuenta que controla directamente la dirección nacional del partido, dejando entrever cierto descontrol.

La polémica se ha avivado tras la exclusión de la lista de Granados, pero aún así la formación se mantiene en Alcoy y los concejales han evitado dinamitar el grupo municipal, que cuenta con cuatro ediles. Alcoy es uno de los bastiones de la formación naranja en la provincia de Alicante. Fuentes de la formación hablan de que Tormo busca dar poder a sus afines, muchos de ellos procedentes del PP que fueron cercanos al expresidente de la Diputación, José Joaquín Ripoll, al igual que Tormo, quien fue personal nombrado por el propio Ripoll en la institución provincial. Estos problemas se suman a los que arrastra el grupo en las Cortes Valencianas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine