23 de mayo de 2016
23.05.2016

César Sánchez lamenta "ser una persona incómoda" para el gobierno de la Generalitat

El presidente de la Diputación afirma que Puig y Oltra "miran hacia otros lugares y tienen otros objetivos"

23.05.2016 | 16:58

El presidente de la Diputación de Alicante, César Sánchez (PP), ha lamentado hoy "ser una persona incómoda" y, como consecuencia, que la institución provincial también lo sea, para "los propósitos que tiene el Gobierno valenciano".

Sánchez se ha expresado así, tras constituirse la Mesa de la Solidaridad y la Cooperación de la Diputación de Alicante, en alusión a la resolución del recurso de reposición del PSPV contra la convocatoria de un pleno extraordinario el pasado 30 de marzo en el que se acordó adoptar medidas judiciales contra los decretos de Política Turística y Deportiva aprobados por la Generalitat.

En declaraciones a los periodistas, el presidente de la Diputación de Alicante ha opinado que la atención se debe centrar en que el Tribunal Superior de Justicia valenciano (TSJCV) ha aceptado los recursos interpuestos por las diputaciones de Alicante y Castellón, y por el Gobierno de España contra los citados decretos.

"En nuestra opinión, agreden la autonomía provincial y local, y hacen una injerencia desproporcionada, fuera de toda legalidad, de los presupuestos de la Diputación", además de desvirtuar lo que "marca la Constitución sobre la labor de las diputaciones", ha argumentado Sánchez, en referencia a esos decretos.

Por ello, ha considerado que "el Gobierno valenciano está preocupado" y "no está cómodo con la Diputación de Alicante", ni con su actuación como presidente de esta institución, pero ha afirmado que no tienen ningún ánimo "ni de agredir, ni de atacar" al Ejecutivo autonómico.

A esto ha añadido que "hay dos formas de entender la Comunitat y España", como la entiende él o como la entienden el president, Ximo Puig, y la vicepresidenta, Mónica Oltra, de quienes ha dicho "miran hacia otros lugares y tienen otros objetivos".

En este sentido, Sánchez ha asegurado que el president "aparece con 'cuatribarrades' y banderas que no forman parte de la oficialidad" de la Comunitat, emblemas que, según ha indicado, en su partido respetan pero que "no forman parte de nuestra sociedad, ni de nuestra legalidad".

A pesar de todo, se ha mostrado a favor de que la Comunitat esté "vertebrada", que no haya brechas y exista "un diálogo permanente y constante" entre las instituciones.

Por otra parte, Sánchez ha valorado positivamente la reciente creación de la marca turística de la ciudad de Alicante, de la que ha dicho es "merecida" por ser una petición histórica de la sociedad alicantina y "perfectamente compatible" con la marca provincial Costa Blanca.

Aunque también ha aprovechado para criticar la postura de la Generalitat, al aseverar que permitir su creación "choca con su argumento de querer hacer una gran marca dentro de la Comunitat".

Así pues, ha tildado de "realmente lamentables" los "vaivenes por parte del Gobierno valenciano en materia turística", con debates sobre la tasa turística o las marcas.

Igualmente, ha informado de que "en algunos foros internos" se habla de "recuperar la marca Mediterranía (autonómica)", si bien ha expresado su postura de que espera que sea algo que "forme parte del pasado".

"Si hay algo que funciona bien en la Comunitat, en la Costa Blanca y en la provincia (de Alicante) es el turismo; hay que inventar poco", ha manifestado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine