Sin la lengua propia en la boca

19.05.2016 | 00:24

Ximo Puig en Barcelona y casi no hubo mención a la cuestión de la lengua propia. ¿Normalidad? Surgió en el turno de preguntas, al ser inquirido sobre una incorporación al Institut Ramon Llull, que agrupa a las autonomías del idioma compartido y al que mañana regresa Baleares. Puig se mostró a favor de los «espacios de confluencia», pero recordó que en el país de los valencianos el idioma era espacio de conflicto hasta que nació la Acadèmia Valenciana de la Llengua, logro que atribuyó a Eduardo Zaplana y Jordi Pujol. A partir de ahí, el objetivo es que la lengua "no sea foco de conflicto", si bien admitió que le gustaría una incorporación al Ramon Llull en un futuro que no precisó. A. García barcelona

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine