Fabra otorgó a Álex Debón un negocio de 3,5 millones mientras este le prestaba 360.000

El exdirigente del PP eligió dos terrenos en la Vall d'Uixó propiedad del deportista para construir un hospital de día

26.04.2016 | 01:03

Fabra acordó pagar a Debón 11.800 euros mensuales durante 25 años

El ex presidente de la Diputación de Castellón Carlos Fabra y el piloto de motociclismo Álex Debón no solo entablaron una relación comercial con el préstamo de 360.000 euros que el deportista otorgó al político y que éste no ha devuelto, como ha venido informando este diario en las últimas semanas.

Al tiempo que el deportista realizaba las entregas de dinero del crédito, el ex presidente provincial del PP garantizaba un negocio millonario al piloto de la Vall d'Uixó: El consorcio hospitalario provincial de Castellón, que controlaba Fabra, eligió por entonces dos terrenos propiedad de Álex Debón para levantar un hospital de día. Entre todas las parcelas que podían cumplir con el perfil adecuado para acoger el centro sanitario en toda la provincia de Castellón, el consorcio se decantó finalmente por dos terrenos en la Vall d'Uixó que eran propiedad de Debón, según la documentación a la que ha tenido acceso INFORMACIÓN.

Las entregas del préstamo de Debón a Fabra se produjeron entre septiembre de 2010 y febrero de 2013 y entre ambas fechas, concretamente el 1 de junio de 2011, Fabra, en calidad de vicepresidente del consorcio hospitalario de Castellón y el propio Debón –cuyas firmas aparecen en el documento que se reproduce en esta página– rubricaron un acuerdo de alquiler de las parcelas de la Vall por un período de 25 años. El centro sanitario previsto, que finalmente fue descartado, era un hospital de día para trastornos de personalidad y patología dual y el emplazamiento elegido, las parcelas del motorista.

El contrato de alquiler sobre los terrenos en que se ubicaría el hospital era con opción a compra y según el documento en poder de este diario, Debón se aseguraba un alquiler mensual de 11.800 euros IVA incluido, con un montante anual de 141.600 euros. Por el período de 25 años estipulado, el expiloto iba a ingresar 3.540.000 euros. El préstamo que el piloto otorga al político encarcelado asciende a 360.000 euros, una cifra ligeramente superior al diez por ciento de la cantidad que se había pactado por el arrendamiento de las parcelas.

El piloto realizó en total cuatro aportaciones para el préstamo personal a Fabra por valor de 360.000 euros, cuyo reconocimiento de deuda se firmó en 2013, y por el que un juez acaba de condenar al expolítico del PP a devolver junto a 8.234 euros en concepto de intereses de demora.

El piloto aseguró días atrás a este diario que le dejó el dinero a Fabra porque quería obtener rentabilidad, aunque el 0,5 % más euríbor que pactaron parece estar al alcance de cualquier entidad bancaria. Los detalles del préstamo los estudia la fiscalía dentro de una investigación más amplia, que lleva ya tiempo en marcha.

Debón también recibió por mediación de Fabra 3,6 millones de euros a través de la inversión publicitaria de la sociedad pública Aerocas entre 2009 y 2011. En declaraciones a este diario, el piloto señaló que no existía relación entre el préstamo otorgado a Fabra y los patrocinios deportivos, después de que el senador de Compromís Carles Mulet señalara que la cantidad era muy similar al 10 % de los 3,6 millones que recibió el deportista de Aerocas.

El acuerdo sobre los terrenos para el hospital se produjo, por su parte, en unas circunstancias muy llamativas. El 1 de junio de 2011 faltaban apenas unos días para la salida de Carlos Fabra de la Diputación y la llegada de su sucesor al frente de la corporación, Javier Moliner, por lo que cuando se firmó el contrato, el gobierno provincial estaba en funciones.

En el documento se recoge que Debón es propietario de dos parcelas en la Vall d'Uixó y que una de ellas estaba pendiente de la modificación legal necesaria para compatibilizar el uso industrial y asistencial. Sin embargo, los firmantes confiaban en que no habría problema en que el Ayuntamiento, entonces presidido por Isabel Bonig, hoy presidenta del PP de la Comunidad, reclasificara la parcela. Finalmente el trámite urbanístico no se llevó a efecto y tampoco se construyó el hospital de la Vall. La resolución del 23 de mayo de 2011 incluía una cláusula que condicionaba la eficacia y plena validez del contrato de arrendamiento a que el consejo de gobierno del Consorcio Hospitalario ratificara la propuesta. Un hecho que finalmente no se produjo. El nuevo presidente había accedido al cargo el 23 de junio.

Sin embargo, como en el contrato que firmaron el 1 de junio Fabra y Debón no aparecía la cláusula condicionante, el piloto entendió que el arrendamiento ya estaba en vigor y empezó a facturar los 11.800 euros mensuales.

Aquiescencia del consorcio
El rastro de las fechas de la firma de los documentos entre Fabra y Debón también desvela la aquiescencia con la que actuó el Consorcio Hospitalario Provincial para que el plan del expresidente provincial del PP de construir un hospital sobre las parcelas de Álex Debón se llevara a término. El mismo día en que Fabra y Debón firmaban el acuerdo, el director económico del consorcio y el entonces gerente del consorcio dieron el visto bueno al arrendamiento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine