El PP debe 23.600 euros por el alquiler del Palau de Les Arts de Valencia para un mitin en 2011

Compromís denuncia que adeudan esa factura más de 4 años después del acto previo a las elecciones

15.04.2016 | 01:17

El síndic de Compromís en las Cortes Valencianas, Fran Ferri, desveló ayer en el Pleno de las Cortes que el Partido Popular aún tiene pendiente de pago una factura por el alquiler del Palau de Les Arts de la ciudad de Valencia donde realizó un acto de precampaña del año 2011, antes de las elecciones municipales y autonómicas. Ferri ha tenido acceso a esta información tras realizar la correspondiente petición de documentación a través del Parlamento valenciano.

Según explicó Ferri, «el 1 de marzo de 2011 el PP celebró en el Palau de Les Arts un acto de proclamación de candidatos, a fecha de hoy [por ayer] el PP aún no ha pagado la factura de alquiler del auditorio con un valor de 23.600 euros». «En cinco años el PP no ha encontrado el momento de pagar esta factura. Parece que cuando gobernaban la Generalitat pensaban que el Palau era suyo, y no de los valencianos», añadió el dirigente de Compromís, quien puso sobre la mesa el pasado y presente judicial de los populares en la Comunidad Valenciana. «Por lo que podemos comprobar, aparte de la financiación ilegal por la que está siendo investigado por la justicia, el PP se beneficiaba celebrando actos en recintos públicos que luego no abonaba», añadió el síndic de Compromís en las Cortes, quien subrayó que desde su coalición reclaman a los populares que abonen esta factura para que el Palau de Les Arts pueda destinar ese dinero a lo que toca. Es decir, a financiar actividades culturales en Valencia.

En esa línea, Compromís ha abierto una página web [ppagaelpalau.compromis.net] para exigir al PP el pago de este alquiler, que se remonta a hace más de cuatro años. En la citada web, Compromís ha colgado la factura impagada y una galería de imágenes de aquel acto en el que el PP aplaudió a Rita Barberá, Alfonso Rus, Carlos Fabra, Milagrosa Martínez o Sonia Castedo, todos ellos con cuestiones pendientes con la justicia por supuestos casos de corrupción política. Tras esas elecciones, Francisco Camps renovó el apoyo de los valencianos al frente de la Generalitat, mientras que otros dirigentes –como Barberá o Castedo– se impusieron en sus respectivos ayuntamientos. Hoy, salvo Barberá, ninguno sigue en primera línea de la política activa.

Una de esas fotografías que están incluidas en la web creada por la coalición es paradigmática de aquella época de saqueo: el expresidente de la Diputación de Valencia, Alfonso Rus, sostiene una imagen de una bombilla led, «vanagloriándose» –a juicio de Compromís– de una de sus actuaciones que la han terminado defenestrado y llevando ante la justicia en los últimos meses.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine