Moragues sostiene que es «una provocación que abre viejas heridas»

15.04.2016 | 01:17

La Delegación del Gobierno en la Comunidad Valenciana envió un requerimiento a los ayuntamientos que colgaron banderas republicanas para que las retiraran para cumplir así la Constitución y porque suponen «una provocación que abre viejas heridas y fantasmas». El delegado del Gobierno, Juan Carlos Moragues, se refirió a la decisión del Ayuntamiento de Valencia de colgar de su fachada una pancarta que funde la senyera con la bandera republicana, así como al izado de ésta por parte de consistorios como los de Xirivella y Puçol. Estas decisiones son, a juicio de Moragues, «una provocación y fomentan la polémica de división y confrontación, abre viejas heridas y fantasmas y es una demostración más del sectarismo con el que gobiernan algunos dirigentes políticos». Para Moragues, «la exhibición es contraria a la Constitución y a la Ley y es una falta de respeto a la simbología constitucional, y por eso la Delegación, que vela por el cumplimiento, ha enviado un requerimiento a los ayuntamientos para que cumplan la ley y retiren la bandera republicana». Moragues pidió «neutralidad política» a los goberantes. efe

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine