Cortes Valencianas

Martínez a Bonig: "Ni debajo del agua callas"

La portavoz del PP ha abandonado las Cortes al sentirse "insultada" por las afirmaciones de la socialista Martínez

02.03.2016 | 01:16
Martínez a Bonig: "Ni debajo del agua callas"

La portavoz del PP en las Cortes Valencianas, Isabel Bonig, ha abandonado este martes la Junta de Síndics poco antes de la finalización de la misma al haberse sentido "insultada" cuando se estaba tratando la propuesta de los 'populares' de que estas reuniones sean públicas y, tal y como ha señalado, la vicepresidenta primera, Carmen Martínez, que ejercía la función de presidenta, le ha dicho "es que ni debajo del agua callas".

Bonig ha señalado que levantarse e irse ha sido su forma de protesta ante esta "falta de respeto" y ha lamentado que también en los plenos el PP se siente "insultado todos los días" porque se les está "criminalizando" y, aunque desde el partido desean que se resuelvan los casos de corrupción "caiga quien caiga", ha agregado: "Ya está bien, ni somos una organización criminal ni unos apestados".

En concreto, este hecho que la 'popular' ha calificado de "absolutamente lamentable" ha tenido lugar cuando han pedido que se sometiera a votación la posibilidad de que las juntas sean públicas, ante lo que el resto de grupos han "empezado a enredar", ha dicho, pidiendo que concretasen la propuesta. "No tenemos que concretar nada", ha defendido Bonig, para quien el modelo a seguir es el de las juntas del Consell Valencià de Cultura.

Ha sido ahí cuando la vicepresidenta primera ha pronunciado la frase en cuestión que ha provocad que Bonig, junto a Jorge Bellver y Alejandro Font de Mora, se levantasen y abandonaran la sala. A su juicio, a este hecho se suma que se les está "insultando todos los días, criminalizando" y, de hecho, ha recordado que ya presentaron una queja ante la actitud de Martínez cuando preside los plenos y también por la actitud del diputado socialista Fernando Delgado, que según ha dicho, le profiere insultos desde su escaño.

Tras este incidente, por el que presentarán una queja ante el presidente de las Corts, Enric Morera, Bonig ha asegurado que no se va a callar: "No ha podido mi padre, va a poder la presidenta en funciones".

Por su parte, el socialista Manolo Mata ha considerado que este incidente ha sido "una tontería" porque la frase concreta de Martínez ha sido "es que ni bajo el agua" y la ha pronunciado para sí misma ante las interrupciones de Bonig cuando estaba hablando el portavoz de Ciudadanos, Alexis Marí. "Pozales de tila", ha dicho el socialista que son necesarios ante una situación en la que todo el mundo está "al borde del ataque de nervios".

Así, ha instado a todo el mundo a relajarse, porque "la situación en el PP es la que es" y "es complicada" en estos momentos para Isabel Bonig, a lo que hay que sumar, además, las negociaciones a nivel nacional para formar gobierno.

"Está constantemente interrumpiendo"
Desde Compromís, la portavoz adjunta, Mireia Mollà, ha señalado que lo que se le había planteado al PP es que concretara si las juntas serían abiertas al público en general, a los medios de comunicación o se retransmitirían por 'streaming', dado que, además, habría que tener en cuenta si conllevaría una adaptación de la sala o alteraría la reunión de la Mesa de las Corts, dado que en muchas ocasiones ésta pide opinión para deliberar a la Junta y sus deliberaciones son secretas.

Además, ha afirmado que no vio a Bonig "tan ofendida con Rita Barberá cuando le intentó hacer callar" y ha incidido en que el comentario de Martínez se ha producido ante el comportamiento de una síndica que "está constantemente interrumpiendo" cuando otra persona hace uso de la palabra.

A su juicio, se trata de "un comentario coloquial" cuando Bonig estaba interrumpiendo a otra persona diciendo "que se vote". Para Mollà, como "no le ha gustado lo que se estaba diciendo, quería intervenir de una manera muy maleducada" y "ha sido una manera de acabar una junta que no le parecía cómoda".

"Una expresión coloquial"
El portavoz de Ciudadanos, Alexis Marí, ha considerado que "no correspondía" que Bonig abandonara la sala y ha agregado que "no ha estado a la altura de lo que se requiere para una portavoz", mientras que el de Podemos, Antonio Montiel, ha afirmado que el incidente no ha sido para tanto y ha indicado que esa es "una expresión coloquial que a veces le decimos a nuestros hijos".

No obstante, Montiel ha indicado que Bonig está "en su derecho" de "desahogar la presión que sienten los populares ante los procedimientos judiciales" y ha agregado que "igual esa tensión aflora en cualquier momento, aunque sea inoportuna".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine