La patronal evita el conflicto y reclama a Turismo un reparto «proporcional» de los recursos

Transmiten la necesidad de «acabar con los reinos de taifas de los últimos 20 años» en materia turística

18.02.2016 | 01:08
El secretario de Turismo, Francesc Colomer, ayer con representantes del sector turístico provincial en la sede de Invat.tur de Benidorm.

Colomer recalca el respeto «a la diversidad de la oferta y las marcas».

Más allá de la polémica política sobre las competencias y el centralismo generada entre populares y socialistas, el sector turístico provincial recibió ayer con «buenos ojos» el nuevo decreto que tiene previsto aprobar mañana el Consell para coordinar la gestión de las Diputaciones, los ayuntamientos y la Generalitat en materia turística. Así se lo hicieron ver las principales asociaciones de hoteleros de la provincia –Hosbec de Benidorm y la de Alicante– al secretario autonómico de Turismo, Francesc Colomer, en una nueva reunión celebrada en la capital turística a iniciativa de la Generalitat para intentar calmar los ánimos del sector y alejar el fantasma del «intervencionismo desde Valencia».

Mientras Colomer recalcó una y otra vez en la reunión celebrada en el Invat.tur de Benidorm el mensaje de «coordinación» y respeto a la «diversidad turística y de marcas», los hoteleros le pidieron que en el nuevo consejo de coordinación que impulsa el Consell estén presentes las asociaciones profesionales «de reconocido prestigio y representatividad», así como un reparto equilibrado y «proporcionado» de los recursos disponibles en esta nueva estrategia.

Después de la polvareda levantada por el decreto de la Generalitat para coordinar las funciones de las tres diputaciones «en materia de turismo que excedan el ámbito provincial», el Consell decidió retocar el texto para dar entrada a los empresarios en el denominado consejo de coordinación.

Colomer se empleó ayer a fondo con los hoteleros para rechazar de plano, en contra de lo que sostiene el PP, que el decreto tenga cualquier intención «de centralizar, expropiar, intervenir o confiscar» las competencias turísticas de la Diputación. «Hasta en 33 ocasiones aparece en el decreto el compromiso de coordinación», indicó el también presidente de la Agencia Valenciana de Turismo (AVT). «Lo fundamental es que creamos un espacio de encuentro y diálogo para ganar eficacia, sin que haya ninguna dinámica de vencedores y vencidos», añadió.

Asimismo, Colomer negó la tesis que liga el decreto con la marginación o rebaja de la potencia de marcas turísticas como Benidorm y Costa Blanca. «Antes al contrario», matizó el secretario autonómico. «En los objetivos prioritarios del texto se destaca en su artículo 3.12 la coordinación de la presencia y gestión de las marcas turísticas de la Comunidad en su promoción nacional e internacional». De modo que el Consell descarta la creación de una «marca paraguas» o genérica para el conjunto de la Comunidad, «dado que se pretende reforzar la diversidad, pluralidad y valor» de las marcas ya establecidas.

«Esfuerzo por la eficacia»
Por su parte, el presidente de la patronal Hosbec, Toni Mayor, destacó «la buena voluntad y el espíritu de consenso» del nuevo decreto y quitó importancia al «ruido» político generado por la polémica de la posible invasión de competencias por parte del Consell en las diputaciones. «Es bueno que hagamos un esfuerzo para ser más eficaces y acabar con el reino de taifas de los últimos veinte años» en la promoción turística, explicó Mayor. «De momento el decreto es más filosofía que matemática», agregó el presidente de Hosbec, que dio por buena la iniciativa «para ser más eficientes, evitar duplicidades y no vender lo mismo». Mayor atribuyó a «protagonismos que se han ido de madre» las disputas sobre las posibles injerencias del Consell en las competencias de la Diputación y confió en que en la próxima reunión con Turismo se pueda avanzar en ese reparto «equilibrado y proporcional» de los recursos.

A su vez, la presidenta de la Asociación Provincial de Hoteles, Cristina Rodes, recalcó que el sector «pide desde hace bastantes años una mayor coordinación entre las administraciones» y abogó por que el reparto presupuestario de las actuaciones turísticas «sea proporcional al peso específico de cada provincia» en cuanto a su aportación al PIB turístico de la Comunidad, que en el caso de Alicante alcanza el 50%. Rodes también incidió en que la coordinación del Consell debe ajustarse a aquellas acciones «que excedan el ámbito provincial» y recordó que la marca Costa Blanca lleva asociada la referencia a Alicante.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine