ÚLTIMA HORA
Al menos dos muertos tras chocar un tren y un autobús escolar en Francia

Compromís ofrece sus votos a Pedro Sánchez a cambio de un plan social y financiación

Oltra y Baldoví se reúnen con el socialista y se muestran dispuestos a apoyarle para un gobierno de izquierdas

05.02.2016 | 01:49
Compromís ofrece sus votos a Pedro Sánchez a cambio de un plan social y financiación

La vicepresidenta pone el acuerdo de progreso en el Consell como modelo de la alianza en Madrid y no descarta pedir que su formación pueda tener un ministerio.

La líder de Compromís y vicepresidenta de la Generalitat, Mónica Oltra, pidió ayer al candidato socialista, Pedro Sánchez, un pacto como el que sellaron en su día el PSOE y Compromís en la Comunidad –donde gobiernan juntos con el apoyo externo de Podemos– y en el que, a su juicio, no tendría cabida Ciudadanos. Con la financiación y la deuda histórica como gran reivindicación, Oltra no cerró la puerta a formar parte de ese Ejecutivo «plural» y, en todo caso, dejó claro que primero hay que negociar «el qué y, después, el quién». Así lo puso de manifiesto en la rueda de prensa posterior a la reunión que mantuvo ayer junto con su portavoz parlamentario, Joan Baldoví, con el líder del PSOE dentro de la ronda de contactos para tratar de formar un Gobierno que sea estable.

Compromís ha designado una comisión negociadora que estará conformada por representantes de las diferentes fuerzas que conforman la coalición y que liderará el propio Joan Baldoví. La vicepresidenta de la Generalitat entregó a Sánchez el «Acuerdo del Botànic», firmado por PSOE y Compromís en la Comunidad Valenciana, que el dirigente socialista ya conocía y que acogió de forma «positiva». Acuerdo, recalcó, que marca las líneas políticas que está llevando adelante el Gobierno de la Comunidad Valenciana y que, según dijo está «cambiando» la vida de las personas.

En este punto, recordó los cinco ejes en los que se basa ese acuerdo valenciano. El primero, el «rescate de las personas» con medidas para paliar situaciones de emergencia social y contra la violencia de género; el segundo, la lucha contra la corrupción; el tercero, la garantía de los servicios públicos de Educación, Sanidad, Cultura y Justicia; el cuarto un cambio en el modelo productivo que cambie «la explotación por el conocimiento», implique la derogación de la reforma laboral del PP y una «transición ecológica de la economía»; y el quinto, un apartado al modelo territorial que habla específicamente de la regularización de la «deuda histórica» y de un nuevo modelo de financiación aunque Mónica Oltra ha admitido que exportarlo a toda España tendrá que implicar «sentarse a hablar» para salir del «inmovilismo» y avanzar en un modelo que lleve a todos a querer y desear formar parte del mismo.

Un gobierno aliado
Mónica Oltra defendió la necesidad de que el futuro Gobierno sea un «aliado» de todos aquellos municipios y comunidades autónomas donde desde mayo gobiernan las fuerzas «del cambio» y que son las que poniendo en marcha este tipo de políticas y «no les dé la espalda». «Si hemos sido capaces de gobiernos estables en algunos ayuntamientos y comunidades, hemos de perder el miedo y aprender que se acabaron las mayorías absolutas y que han venido nuevos tiempos», apostilló Joan Baldoví. «Reivindicamos un pacto a la valenciana, en el que pusimos el diálogo y la flexibilidad encima de la mesa», ha apuntado la vicepresidenta valenciana, quien ve inviable que en ese hipotético acuerdo de Gobierno al que aspira esté Ciudadanos.

Aunque aseguró que somos partidarios de hablar «con todo el mundo», dejó claro que su idea es exportar el modelo valenciano en el que no participa el partido de Rivera. «Si Ciudadanos se quiere abstener, pues estupendo», ha comentado, dando a entender que si primero se busca un acuerdo sobre «el qué», el partido naranja tendría que acabar descartándose. «Este acuerdo no entra dentro de sus parámetros», remachó. La líder de Compromís recordó que en la Comunidad el PSOE también exploró un acuerdo con Ciudadanos pero que «no daban los números». Sin embargo, está convencida de que en el Congreso sí pueden «dar» sumando a partidos minoritarios como IU. Mónica Oltra recordó que el acuerdo en la Comunidad se cerró en un mes, si bien, admitió que los procedimientos para la investidura del presidente del Gobierno –que podrían arrancar en el plazo de un mes– no son comparables. Lo ideal, a su juicio, es que se trabaje «sin prisa, pero sin pausa».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine