Ruptura Se peleó con Benavent por el contrato del suegro

03.02.2016 | 12:35

Cohesiona más el dinero que la política. En mayo de 2012, Caturla traicionó a Rus, al apoyar a Fabra en el congreso regional del PP. Pero justo un año después, en mayo de 2013, Caturla y Rus iban de la mano en su enfrentamiento con Marcos Benavent a propósito del contrato de 2,3 millones del «call center» provincial para la gestión tributaria. Benavent perdió el pulso y el contrato se adjudicó a Servimun, la empresa ligada a su exsuegro, Mariano López, y en la que su excuñado era el responsable.

f. arabí

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine