El favoritismo del PP a una de las empresas investigadas despertó los recelos de Gürtel

El PP pagó 208.000 euros a firmas del detenido Vedri para la campaña que hizo a Camps presidente

02.02.2016 | 01:14
El favoritismo del PP a una de las empresas investigadas despertó los recelos de Gürtel

La conocida empresa de comunicación valenciana Engloba, que ahora se encuentra en el ojo del huracán tras la detención de su presidente, José Adolfo Vedri, en la Operación «Taula», ha sido una de las firmas de confianza del Partido Popular de la Comunidad Valenciana durante una década. Este trabajo para el partido del Consell entre 1995 y 2015 no ha sido impedimento para obtener numerosos contratos de la misma Generalitat o Imelsa, firma pública de la Diputación de Valencia, también controlada por la formación de la gaviota hasta hace meses.

Tan buen trato preferencial tuvo la firma de Vedri y sus filiales que hasta el cabecilla de la trama Gürtel, Francisco Correa, se quejaba amargamente ante el juez de su causa por el distinto rasero judicial que su empresa Orange Market había recibido respecto a las mercantiles de Vedri:«En 4 o 5 años, a Orange Market se le adjudicaron muy pocos concursos y a Engloba en un solo año le adjudicaron unos 60 con la Generalitat», defendía Correa en un escrito a la Audiencia Nacional.

La firma de José Adolfo Vedri y sus satélites WIC Imagen y Comunicación y Vía Libre Grupo de Comunicación fueron las que el PP valenciano contrató para catapultar la figura del emergente Francisco Camps a la presidencia de la Generalitat en el año 2003. Y no escatimaron en esfuerzos. Según la contabilidad del PP nacional que obra en poder de la Justicia y a la que ha tenido acceso este diario, estas tres sociedades del detenido e investigado en el caso Imelsa facturaron a los populares 207.818,398 euros en ese ejercicio electoral.

Ese fue un año en el que el PPCV tiró el resto, ya que Eduardo Zaplana se había marchado al Gobierno de José María Aznar y presentaba un candidato nuevo tras los dos años de «regencia» del imputado en la causa de Bankia, José Luis Olivas. En esos ejercicios la empresa de cabecera de los populares era Engloba, que entre 2002 y 2011 facturó a los populares valencianos 384.611 euros. Eso sin contar los cuantiosos contratos con la administración autonómica y los 520.000 euros que recibió del arrepentido Marcos Benavent a través de Imelsa y que ya investiga la Guardia Civil, como reveló este periódico el pasado 29 de enero.

Vedri se codeó con lo más granado de la publicidad política y con las distintas empresas de cabecera del PP. En los años 2002 y 2003 las firmas de Vedri habían tenido que compartir el pastel de las campañas del PP y la Generalitat con Over Maketing, investigada ahora por financiación ilegal del PP en Baleares. A partir de 2004, sus rivales fueron Orange Market y Álvaro Pérez «El Bigotes», de la trama Gürtel, encausados también por presunta financiación ilegal del PPCV. Habrá que ver ahora en qué situación queda Engloba después de que el juez haya fijado una fianza para Vedri.

El socio en Panamá
Pero Vedri no es el único nombre vinculado a Engloba que aparece en la Operación «Taula». Uno de sus socios en la firma de comunicación, José Martí Almenar, lleva cuatro años en Panamá. Según ha podido saber este periódico, Martí Almenar ha estado años sin acudir a los consejos de administración de la firma de comunicación con la excusa de su estancia en el país centroamericano. El Mundo contaba ayer que la firma creada por Martí se llama Azulete Design SA y que podría estar siendo investigada por la Guardia Civil. A Panamá viajó Marcos Benavent antes de entregarse en el juzgado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine