28 de diciembre de 2015
28.12.2015

El síndic de Comptes refleja un gasto de 118,3 millones por un contrato de reafianzamiento con la SGR

28.12.2015 | 20:11

La Sindicatura de Comptes refleja en su informe de fiscalización de 2014 un gasto de 118,3 millones de la Generalitat por el contrato de reafianzamiento con la Sociedad de Garantía Recíproca de la Comunidad Valenciana (SGR). Así consta en el informe de Fiscalización del Sector Público Autonómico de 2014, entregado este lunes por el síndic major de Comptes, Rafael Vicente Queralt, al presidente de las Cortes Valencianas, Enric Morera.

En el documento, al que ha tenido acceso Europa Press, se incide en que las obligaciones de pago derivadas de las operaciones fallidas del contratado entre SGR y el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) "no implican el reconocimiento de un activo para la Generalitat, ya que constaban en la cuenta 565 'Fianzas y depósitos constituidos a corto plazo' del activo del balance", sino que "representan un gasto o pérdida que debe contabilizarse en la cuenta del resultado económico-patrimonial del ejercicio que se devengan e imputarse al presupuesto cuando sean exigibles".

Según explica el texto, el IVF y la SGR firmaron, el 1 de julio de 1993 y el 14 de enero de 2000, sendos contratos de reafianzamiento con objeto de dar cobertura parcial a los riesgos asumidos por la SGR en las operaciones de garantía financiera. El Consell de la Generalitat, en reunión de 18 de diciembre de 2009, acordó, con efectos 1 de enero de 2009, la sustitución del IVF por la Conselleria de Economía, Hacienda y Empleo, en nombre de la Generalitat, asumiendo todos los derechos y obligaciones de las operaciones formalizadas durante la vigencia de cada uno de los contratos hasta su completa amortización. Posteriormente, el 26 de julio de 2013 se firmó una modificación del contrato de reafianzamiento en la que se acuerda, entre otras cláusulas, dar por terminado el contrato respecto a nuevas operaciones formalizadas por la SGR a contar desde la "fecha de efectividad" prevista en el "contrato marco" suscrito en la misma fecha por la Generalitat, el IVF y la SGR.

De este modo, las operaciones suscritas con anterioridad a la fecha de efectividad permanecerán refinanciadas por la Generalitat en los términos de los contratos anteriores. Además, el contrato de 2013 establece que la condición de pago de la cobertura asumida por la Generalitat en relación con las operaciones refinanciadas requiere como condición la consideración de "fallidos".

De acuerdo con la información facilitada por el IVF, a 31 de diciembre de 2014 la Generalitat tiene obligaciones pendientes de pago por fallidos del contrato con la SGR por un total de 108,6 millones de euros.

La mayor parte de dichas obligaciones está pendiente de aplicarse al presupuesto, figurando contabilizada en la cuenta 409 por 107,3 millones de euros y el resto, 1,3 millones de euros, se ha imputado al presupuesto de gastos. Además, durante 2014 la Generalitat ha pagado 4 millones de euros con cargo a resultas y 0,3 millones de euros con cargo al presupuesto de 2014 por operaciones fallidas de este contrato.

En opinión de la Sindicatura, las obligaciones de pago derivadas de las operaciones fallidas del contrato con la SGR "no implican el reconocimiento de un activo para la Generalitat, sino que representan un gasto o pérdida que debe contabilizarse en la cuenta del resultado económico-patrimonial del ejercicio en que se devengan e imputarse al presupuesto cuando sean exigibles". Por tanto, "debe darse de baja el saldo de la cuenta 565, por 118,3 millones de euros, con cargo a la cuenta de gastos del ejercicio 2014 por 109 millones de euros y a la cuenta de resultados negativos de ejercicios anteriores por 9,3 millones de euros".

Al respecto, la Conselleria de Hacienda ha criticado en un comunicado "el agujero de 118 millones de la SGR por la política de otorgar préstamos a los amigos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine