Las Cortes avalan las primeras cuentas del Consell tras retirar C's sus enmiendas

Ciudadanos alega que sus propuestas eran «intrascendentes», aunque la decisión evidencia los conflictos internos y adelanta las vacaciones parlamentarias

23.12.2015 | 03:51
Soler, Oltra y Puig celebraron la aprobación de los presupuestos entre aplausos y abrazos.

El tripartito acepta 255 iniciativas de las 1.023 registradas, de ellas 134 de Podemos y 16 del PP.

El grupo parlamentario de Ciudadanos retiró ayer del debate de los Presupuestos de la Generalitat para 2016 la mayor parte de las enmiendas que había presentado a las cuentas. Lo hizo, según fuentes parlamentarias, para que el debate no se hiciera más largo. El partido que por ahora lidera Carolina Punset tenía perdidas las iniciativas de antemano ya que la mayoría de izquierdas las había rechazado ya en comisión, por lo que renunció a defenderlas en la tribuna. De las 346 presentadas inicialmente cayeron por el camino el 70%. Pero la retirada ayudó a que el debate se acabara antes. De hecho, la jornada de ayer resultó «maratoniana» y los diputados se dieron prisa en adelantar los plazos previstos. El debate y votación del proyecto de ley de acompañamiento y el de enmiendas a los presupuestos estaba previsto que se celebrara durante tres días y concluyera hoy.

Sin embargo, ayer mismo los grupos decidieron concentrar también en horario vespertino el debate sobre la ley de recuperación del servicio de radio y televisión. La consecuencia práctica es que los grupos adelantan un día las vacaciones navideñas, ya que el debate de presupuestos y el de RTVV pasa de tres días a dos. Lo habitual es que dure al menos dos días y medio. Además, la decisión de Ciudadanos de retirar más de la mitad de sus enmiendas, entre ellas bloques enteros en asuntos de calado como Sanidad o Infraestructuras, tiene también una lectura en clave interna.

La división existente en el grupo quedó patente ayer mismo tras una intervención del diputado y tercer portavoz Emigdio Tormo, que molestó a buena parte del grupo parlamentario. Tormo realizó un comentario que provocó el disgusto en buena parte de su propia bancada. El diputado aseguró que Franco lleva más años muerto de los que duró su «magistratura», lo que provocó las quejas de la oposición, que le reprochaba que no se refiriera a esas cuatro décadas como una dictadura. Tormo defendió que «magistratura» es un término que se utiliza desde el Derecho Romano para señalar el tiempo que se ha ejercido un cargo. Pero en su grupo consideraban que esa mención a Franco resultaba innecesaria.

Los trece diputados de C's están divididos en dos bandos de seis con el coordinador autonómico, Emilio Argüeso, intentando poner paños calientes a pesar de su evidente identificación con el grupo que encabeza Tormo frente al tándem que forman Punset y Alexis Marí. Con todo, es una gota más en un grupo donde conviven dos almas, una cercana al PP, partido del que provienen varios diputados, y otra más afín a las tesis de la izquierda en muchos asuntos. Por la tarde, en la explicación de voto a la ley de Presupuestos, la más importante que se debate en las Cortes, Carolina Punset no participó y cedió el puesto a David de Miguel, que es el coordinador de Economía, según explicó el propio grupo.

El abrazo
Mientras, el Parlamento valenciano dio luz verde ayer al primer presupuesto que elabora el Consell de izquierdas. El Ejecutivo de Puig y Oltra saca adelante las cuentas con los votos de PSPV, Compromís y Podemos, que da oxígeno en el hemiciclo. Tras la aprobación, el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, la vicepresidenta, Mónica Oltra, y el conseller de Hacienda, Vicent Soler, se fundieron en un abrazo. El presupuesto asciende a 18.370 millones, casi un 1% más que el año pasado. De las 1.023 enmiendas parciales que quedaron vivas después de que Ciudadanos retirara las suyas, las Corts aprobaron 255, de las cuales 16 fueron del PP de la Comunidad, 52 de ellas de Ciudadanos y otras 134 de Podemos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine