PSPV,Compromís y Podemos aprueban los primeros Presupuestos del nuevo Consell

Las cuentas autonómicas para el próximo ejercicio ascienden a 17.155 millones de euros, lo que supone una reducción del 0,2 por ciento respeto a este año

22.12.2015 | 21:26

El pleno de Les Corts Valencianes ha aprobado hoy, con los votos a favor del PSPV, Compromís y Podemos, y en contra del PP y Ciudadanos, los Presupuestos de la Generalitat para 2016, los primeros elaborados por el nuevo Consell surgido de las elecciones del pasado mes de mayo.

Las cuentas autonómicas para el próximo ejercicio ascienden a 17.155 millones de euros, lo que supone una reducción del 0,2 por ciento respeto a este año, debido, entre otros motivos, a las restricciones derivadas del objetivo de déficit, que no podrá superar el 0,3 % del PIB regional.

Los Presupuestos de 2016 incluyen una previsión de ingresos de 1.300 millones de euros imputables "al nuevo sistema de financiación" que el Gobierno valenciano reivindica, algo que ha sido duramente criticado por el PP y por Ciudadanos, que los han calificado de "ficticios".

Los diputados del PSPV-PSOE, Compromís y Podemos, así como los miembros del Consell presentes en el hemiciclo, entre ellos el president y la vicepresidenta del Consell, se han puesto en pie y han prorrumpido en aplausos nada más aprobarse la ley.

Tras debatir durante dos días -en el debate presupuestario más corto que se recuerda en Les Corts- las enmiendas que quedaban pendientes a estas cuentas, y después de que Ciudadanos retirara sus alegaciones a varias consellerias, se ha aprobado alrededor de una quincena.

Entre ellas, una equivocación de Podemos ha permitido la aprobación de nueve enmiendas de Ciudadanos que, entre otras cosas, otorgan 5,8 millones de ayudas a varios sectores productivos, y un millón a la Institución Ferial Alicantina (IFA).

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha indicado que es un día muy importante, porque se ha aprobado un presupuesto social que quiere cambiar las cosas desde la reparación, la reconstrucción y el renacimiento de la Comunitat, y ha agradecido el apoyo de los tres grupos al presupuesto del cambio y su consenso con otros partidos.

El socialista José Muñoz ha defendido que este es el primer presupuesto "del nuevo tiempo político" y el mejor "posible", además del "más dialogante y consensuado de la historia de la democracia valenciana", y ha recordado a los diputados de Esquerra Unida, que durante veinte años defendieron unos presupuestos "más justos".

La diputada de Compromís Mireia Mollà ha destacado que son "los primeros presupuestos del cambio" en las prioridades y en la manera de gobernar, y ha reivindicado que los valencianos se merecían otros presupuestos, donde las personas sean las protagonistas, y un nuevo orden de prioridades marcado por el acuerdo del Botánico.

La portavoz del PP, Isabel Bonig, ha argumentado el voto en contra de su grupo en que son "sectarios ideológicamente" y propios de un Consell que "nació agotado", al que ha asegurado que a las personas "se rescata con empleo, trabajo e ilusión" y ha recomendado que si no saben o no pueden gobernar, que den "un paso atrás, que aquí está el PP".

El diputado de Ciudadanos David de Miguel ha justificado el voto en contra de su grupo en que "no son ni de lejos los presupuestos que los valencianos necesitan y merecen", y ha criticado el "sectarismo" y el "rodillo" aplicados por los grupos que apoyan al Consell, a los que ha acusado de "rechazar por rechazar" enmiendas.

El portavoz de Podemos, Antonio Montiel, se ha mostrado "razonablemente satisfecho" por el trabajo de su grupo, que ha visto aprobadas prácticamente todas sus enmiendas, y ha indicado que esperan seguir trabajando "de verdad" para que las próximas cuentas sean "mejores, más sociales y con mejor financiación" del Estado.

La portavoz del PP ha logrado despertar los aplausos de los grupos que sustentan al Consell e incluso de algún conseller puestos en pie, cuando en su intervención les ha deseado "de todo corazón que Dios les ilumine y que el Espíritu Santo les haga recobrar el espíritu navideño y esa paz que no encuentran" en el Gobierno.

"Sé que son laicos, pero permítanme a los que somos católicos desear una feliz navidad mientras nos dejen celebrarla, esto no es solsticio de invierno", ha dicho Bonig, quien ante los murmullos de los diputados ha defendido que la Constitución reconoce la libertad religiosa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine