16 de diciembre de 2015
16.12.2015

Montoro niega que la Comunidad esté ahogada por la deuda

Dice que el impago del Consell del IRPF de los funcionarios a la Agencia Tributaria fue una operación "acordada"

17.12.2015 | 00:57

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha rechazado que la Comunidad Valenciana esté "ahogada" por la deuda contraída con el Estado y ha instado al presidente de la Generalitat, Ximo Puig, a "aclarar que la deuda que reclaman cancelar está financiada a coste cero". Así, ha sentenciado: "Si no, se está dando la impresión de que está muy ahogada por la deuda que tiene con el Estado y no está ahogada, ni ella ni ninguna".

El titular de Hacienda se ha expresado en estos términos en una rueda de prensa ofrecida en Valencia para dar detalle del reparto del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) al ser preguntado por los medios por la reclamación del 'president' valenciano de que sean condonados 16.000 millones de deuda histórica que se han alcanzado por la "infrafinanciación" a la que se ha sometido a esta autonomía. Al respecto, el ministro ha comentado: "Agradecería al presidente Ximo Puig, y a todos, que aclararan que esa deuda que reclaman cancelar está financiada a coste cero". Y ha puesto como ejemplo: "Si usted tiene una deuda y la amortización del principal se va alargando y no le cobran intereses, no sé exactamente cuál es la queja; decir que eso te asfixia mucho... asfixiarte, asfixiarte, no te va a asfixiar".

Montoro ha recalcado que el Ejecutivo central está realizando un proceso de mutualización de la deuda que abarata la carga de intereses y hace que la deuda de las comunidades que estaban comparativamente en peor posición, "la tengan frente al Estado, no frente al mercado". En este punto, desde el Gobierno recalcan que el volumen de deuda de la Comunidad con el Estado asciende ya al 70% del total. Al respecto, ha aseverado: "No hacemos nada extraordinario, estamos cumpliendo el compromiso que asumimos al principio de legislatura de que aquí no iba a quebrar nadie".

El representante del ejecutivo español ha rechazado también las acusaciones de Puig de electoralismo y deslealtad por venir a presentar las asignaciones del FLA a Valencia a pocos días de las elecciones. Al respecto, ha comentado que la acción del Gobierno no se detiene por unos comicios y se ha preguntado qué más motivos hay para el Gobierno de España que "venir precisamente a los territorios que van a hacer un mayor uso de los mecanismos de financiación". Por ello, ha afirmado que "la proximidad de las elecciones generales no reduce en ningún momento la lealtad entre administraciones".

A Montoro también se le ha preguntado por el 'agujero' de 402 millones denunciado por el actual Consell generado por el impago a la Agencia Tributaria de la retención del IRPF a los funcionarios en la etapa del PP. Tanto el ministro como la secretaria general de Coordinación Autonómica y Local, Rosana Navarro, también presente en la rueda de prensa, han recalcado que se trata de una "operación de relación financiera entre nuestras administraciones de tesorería". Se remonta al año 2012, ha proseguido Montoro, cuando se produjo esta situación y responde a que entonces el Gobierno de la Generalitat "acomete antes el pago a proveedores que el abono a la Agencia Tributaria de las retenciones del IRPF pero eso se hace de manera acordada". Asimismo, ha apostillado: "La relación entre administraciones no se puede equiparar con la de una empresa y la Agencia Tributaria; si hacemos esto, no entendemos nada".

Por su parte, Rosa Navarro ha recalcado que es una operación "pactada dentro del marco legal", y ha comentado que siempre que hay un aplazamiento de pago hay unos intereses pero que la Generalitat no se encuentra "ni en situación de apremio, ni de embargo". T

También se ha pronunciado sobre el tema el actual delegado del gobierno en la Comunidad y exconseller de Hacienda, Juan Carlos Moragues, quien ha dicho que "esto forma parte de una planificación de tesorería normal y corriente". Ha añadido que el anterior Consell priorizó pagos a dependencia o proveedores y cuando recibió diferentes aportaciones de financiación "liberó tesorería" y redujo una reducción de la deuda con la Agencia Tributaria de más de 700 millones de euros.

Sobre las amenazas de la Generalitat valenciana de acudir a los tribunales por el incumplimiento de la revisión de la financiación autonómica, Montoro ha incidido en que la ley que lo desarrolla "no caduca" y lo que hay es una valoración a quinquenio liquidado. No obstante, Montoro ha reconocido la "infrafinanciación" de la Comunidad Valenciana y ha manifestado que la reforma del sistema de financiación autonómico es una "tarea pendiente" que confía en llevar adelante la próxima legislatura. En este sentido, ha recordado que el PP votó en contra del sistema y ha tildado de "paradoja" que los que lo aprobaron, en referencia de los socialistas, sean ahora los que más pidan cambiarlo.

El ministro, que ha dicho que es posible que el nuevo modelo tenga carácter retroactivo, se ha mostrado favorable a convocar en primer lugar un comité de expertos de diferente raíz geográfica e ideológica y después abordar la negociación política. Además, se ha mostrado seguro de que ahora el país está "en un escenario más positivo" para abordar esta cuestión "siempre que no lo estropeen", ha advertido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine