01 de diciembre de 2015
01.12.2015

Alcaraz: ''El Consejo de Transparencia no es un órgano político''

El conseller de Tansparencia ha asegurado que este Consejo será ''clave'' para la aplicación de la Ley

01.12.2015 | 20:20

El conseller de Transparencia, Responsabilidad Social, Participación y Cooperación, Manuel Alcaraz, ha asegurado que el Consejo de Transparencia será "clave" en el desarrollo de la Ley de Transparencia y que sus integrantes "no representan a ningún partido político, aunque fueran propuestos por ellos". No es el típico órgano en el que los partidos colocan a personas con las que no saben qué hacer", ha subrayado.

Alcaraz ha realizado estas declaraciones a los medios antes de recibir en la Conselleria a los cuatro miembros de esta figura pública creada por el Consell en virtud de la aplicación de la Ley de Transparencia, que fueron aprobados en el pasado pleno de las Cortes: su presidente, Ricardo García, candidato de Podemos, y los vocales propuestos por PSPV, Compromís y Ciudadanos, Emilia Bolinches, Isabel Lifante y Lorenzo Cotino, respectivamente.

Como ha explicado el conseller, se trata de una "primera toma de contacto" con los representantes, puesto que la constitución legal será "cuando se cumplan todas las formalidades legales", previsiblemente después de Navidad. Sin embargo, ha avanzado que el nombramiento se producirá en el pleno del Consell de la próxima semana, que será realizado por el Consell, ya que la ley "no tipifica quien nombra el nombramiento". Así, Alcaraz ha destacado que la intención de Transparencia es que el consejo "esté dispuesto cuanto antes", porque en su opinión, "va a ser importante" en el cumplimiento de la normativa. Entre sus funciones, ha detallado que se encargará de informar sobre los preceptos de la ley, examinar quejas o denuncias de ciudadanos, proponer sanciones e incluso "asesorar legalmente a la Generalitat en materia de transparencia".

En esta línea, ha reiterado que se siente "orgulloso" de que sea un órgano en el que "cada cual tiene sus preferencias políticas o ideológicas y nadie ha ostentado un puesto en un partido o un cargo público previamente". Para el conseller, los cuatro representantes tienen "reconocido prestigio en su ámbito profesional y cumplirán muy bien con las funciones que la ley les asigna". Por tanto, ha insistido en que en el consejo "no están representados partidos, sino las Cortes", y que a su juicio "no es el típico órgano que ha colocado a personas con las que los partidos no saben qué hacer". "Desgraciadamente, hemos visto muchos casos de este tipo, aunque a veces funcionan bien", ha declarado.

Ante las quejas del Partido Popular sobre que su candidato al consejo, Carlos Flores, se quedara fuera de la comisión al no recibir suficientes votos en las Cortes, algo que la portavoz popular, Isabel Bonig, calificó de "golpe de la izquierda a la democracia, con el voto cómplice de Ciudadanos", Alcaraz ha explicado que la votación se realizó "como estipuló la ley" y que "el PP quería la presidencia del consejo o nada". Como ha denunciado, "es muy difícil iniciar una negociación cuando alguien pide esto". Aunque ha reconocido que el PP "es el partido más numeroso de la cámara", ha recordado que "la suma de otros partidos es mayor a nivel de escaños", por lo que "es una clara representación de las Cortes en su conjunto y de la mayoría política".

El conseller ha expresado su convencimiento de que "si el PP hubiera aceptado desde el primer día una negociación abierta, su candidato se abría integrado y quizás alguno de los otros habría retirado su cargo". Al respecto, ha señalado que el resto de grupos parlamentarios presentaron una proposición de ley que "dará lugar a una reforma de la ley para que pueda entrar una persona más" en la comisión. "Espero que si es así, el PP proponga que entre su candidato", ha afirmado, lo que en su opinión, "será votado con toda probabilidad porque sino no harían la propuesta", para la que "faltan semanas para ser aprobada dada su complejidad". En el caso de que "el PP vuelva a decir no porque su candidato no es el presidente", Alcaraz ha lamentado que "volveríamos a estar en la misma situación", lo que provocaría la elección de un nuevo candidato "por otra fuerza política o por consenso". Sin embargo, ha resaltado que como la Presidencia se votó de manera separada a los vocales, "no se puede alterar de ninguna manera".

Por otro lado, el conseller ha avanzado que Transparencia ya ha recibido las primeras quejas o denuncias de ciudadanos, que ha transmitido a los miembros de la comisión para así "garantizar la independencia del órgano". "Yo prácticamente no las conozco porque no tengo por qué", ha recalcado. En este sentido, ha detallado que la Conselleria ha realizado de "custodio y puente" de las denuncias recibidas en este tiempo, la mayoría relacionadas con quejas de ciudadanos por no haber recibido información de consellerias o ayuntamientos, que han sido remitidas al departamento correspondiente del Consell y a la Dirección General de Consellerias, y "al parecer se han resuelto satisfactoriamente".

En el encuentro con los vocales y el presidente, Alcaraz les ha dado la bienvenida a su cargo y les ha explicado que desarrollarán su trabajo en el nuevo emplazamiento de la Conselleria de Transparencia en Valencia, que se ubicará en el antiguo Hospital de Maternidad 'La Cigüeña', edificio público y puesto a la venta por el anterior Consell, en el que ha destacado que cada representante "tendrá su propio despacho con todas las comodidades que no dispone el actual edificio".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine