23 de noviembre de 2015
23.11.2015

El Comité de Empresa de RTVV: ''Ni se puede empezar desde cero ni hacer desaparecer 25 años de historia"

Empresas del sector del audiovisual valenciano creen que sería "difícilmente digerible" una RTVV en pruebas

23.11.2015 | 17:05

El presidente del extinguido Comité de Empresa de Radio Televisión Valenciana (RTVV), Albert Vicent, ha instado este lunes a contar con las instalaciones, fondos audiovisuales y extrabajadores del extinto ente público en la nueva entidad que salga adelante ya que "comenzar desde cero es una quimera. Ni se puede comenzar desde cero, ni hacer desaparecer 25 años de historia", informa Europa Press.

Así se ha pronunciado durante su comparecencia en la Comisión de Coordinación, Organización y Régimen de las Instituciones de la Generalitat, en las Cortes, en la fase de participación ciudadana del procedimiento de elaboración de la proposición de ley para la recuperación del servicio público de radiodifusión y televisión de ámbito autonómico, en la que ha tenido que responder a las preguntas de los cinco grupos parlamentarios. Así, ha indicado que su reapertura pasa por hacer una nueva estructura empresarial y por una reestructuración de la plantilla. Al respecto, ha manifestado: "Los sindicatos estamos dispuestos a aceptar medidas que supongan la sostenibilidad a cambio de puestos de trabajo, pero reclamamos que el nuevo modelo tenga su base en la legítima recuperación de los trabajadores y que se considere que la experiencia es un valor intangible que no se puede ignorar".

De esta manera, ha abogado por contar con una plantilla que incluya nuevos perfiles profesionales y que emita una información de proximidad con programas en clave autonómica y local y en valenciano, así como por un medio que promueva la vertebración territorial. Por ello, ha afirmado que "la nueva RTVV debe pertenecer a los ciudadanos y no a los políticos".

Por su parte, el presidente de la Asociación de Empresas de Servicios Audiovisuales (ESAV), Darío Ginestar, ha afirmado este lunes que la reapertura de una nueva RTVV "en pruebas" sería "difícilmente digerible" y "no una buena idea". "Entiendo hacer pruebas de esa televisión, pero no una en pruebas", ha resumido. Asimismo ha defendido que lo que se debe de conseguir es que desde el minuto cero "se enganche a la gente" y se haga "pedagogía" sobre la importancia de contar en la Comunidad con una televisión pública autonómica porque "sería una lástima perder esa oportunidad y empezar cojeando". A su juicio, la nueva televisión debería apoyar a las empresas y profesionales valencianos, además de no recurrir al monoclientelismo y regular el modo de contratación de las empresas de servicio para evitar contrataciones "caprichosas". A este respecto, Ginestar ha declarado que "se abre una oportunidad única, y una ocasión para poner en marcha desde una televisión que sirva para vertebrar nuestra comunidad, que esté despolitizada y sea calidad".

También han comparecido en esta comisión el presidente del Sindicat d'Actors i Actrius Professionals Valencians (AAPV), Ximo Solano; el presidente de la l'Associació Escriptors de l'Audiovisual Valencià (EDAV), Pau Martínez; el presidente de los Productores del Audiovisual Valenciano (PAV), Kiko Martínez y el realizador y trabajador RTVV y coordinador de la MESAP, Luis Lizarán.

Por su parte, Solano ha manifestado que el objetivo de la nueva programación debe ser atraer a segmentos de audiencia tradicionalmente lejos del género de la ficción "rompiendo el círculo virtuoso de la creatividad según los datos de audiencia". Asimismo, ha defendido que se debería de estimular la creación de proyectos de innovación narrativa, orientar la proximidad hacia la difusión del patrimonio cultural y natural y educar en valores universales. De este modo, ha remarcado que el objetivo debe de ser "la calidad" más que perseguir a una audiencia masiva. "Aunque al principio no lo vea mucha gente, dejemos que la vayan descubriendo", ha sostenido Solano, para quien si lo que se busca es una televisión "para tenerla" y mostrar alguna fiesta o a un político cortando la cinta "no valdrá la pena" y un euro puesto en eso "ya será caro". A su juicio, si centran el debate en cuántos trabajadores o los millones que cuesta la reapertura y no son capaces de explicar el porqué de una televisión publica y en valenciano, entonces "no valdrá la pena. No lo hagan", ha trasladado a los representantes de los grupos parlamentarios.

Para el cineasta Pau Martínez la nueva RTVV debe "fomentar la profesionalidad, el análisis e independencia de las personas, evitar el clientelismo con productoras a la hora de firmar los proyectos y apostar por una coyuntura profesional para que los profesionales puedan desarrollar su talento". En este sentido, ha insistido en que el nuevo ente afronta el reto de recuperar la confianza y afecto valencianos por lo que no debe hacerse "con prisas", sino que cuando se reabra esté todo preparado y cuente con una programación "digna". Asimismo, ha sostenido que se debe de permitir la libertad a creadores de contenidos y la Generalitat debe asegurar mecanismos de control y autonomía de la nueva RTVV para acabar con la censura.

Por otro lado, el presidente de los Productores del Audiovisual Valenciano (PAV), Kiko Martínez, ha reivindicado el papel de las productoras valencianas y ha defendido la externalización, pero "no la privatización". Al respecto, ha subrayado: "Creemos en la coproducción autonómica entre cadenas y en un modelo que cuente con un 3% de producción propia, un 45% externalizada, un 15% ajena y un 5% para otros formatos''. En cuanto a que sea en pruebas, Martínez ha señalado que lo importante es "no defraudar al espectador que la ha visto morirse". Por tanto, ha apostillado que se está ante una oportunidad de "hacerlo bien".

Para Lizarán, más allá de la recuperación de las emisiones y de contenidos de actualidad, "hay que planificar la reactivación del sector". Según ha indicado, el ambiente entre los profesionales es de "incertidumbre mezclada con ilusión" ahora por lo que hay que "abordar esta situación con garantías con un servicio público de calidad". Sobre si la televisión debe ser "grande o pequeña", Lizarán ha manifestado que el sector lo que quiere es que sea "fuerte" y "pueda ser la locomotora de otros sectores que necesitan una estructura empresarial que no sea débil". Además, ha asegurado que se debe de promover la creación de un Consejo de lo audiovisual.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine