Controles a orgános públicos ''bajo sospecha''

Mónica Oltra ha expresado su intención de que "no haya ninguna duda, y si la hay, trasladarla a la jurisdicción"

24.11.2015 | 00:18

El Gobierno valenciano ha acordado hoy la ejecución de controles específicos de carácter financiero durante 2016 a órganos de la Administración de la Generalitat y su sector público que tengan investigaciones judiciales abiertas o estén "bajo sospecha fundada de desvíos o irregularidades", informa Efe.

Así lo ha anunciado la vicepresidenta y portavoz, Mònica Oltra, en la rueda de prensa posterior al pleno del Consell, en la que ha explicado que "son temas muy sensibles" y quieren que "no haya ninguna duda, y si la hay, trasladarla a la jurisdicción".

Los trabajos de fiscalización comprenderán el seguimiento de las recomendaciones reflejadas en los respectivos informes definitivos y su resultado se plasmará en un informe escrito que se remitirá, con la misma tramitación, a los destinatarios del informe del control financiero, ha informado la Generalitat en un comunicado posterior. Entre estos controles figuran los gastos en compras y servicios exteriores realizados por la empresa pública Vaersa entre enero de 2006 y junio de 2015 y centrados en los procedimientos empleados en la gestión económico-financiera de la empresa, así como facturas de la Generalitat. En este caso se verificarán, mediante las oportunas comprobaciones formales y materiales, que las facturas pendientes de aplicar al presupuesto de la Generalitat figuran inscritas en el Registro de Facturas de forma correcta, completa y responden a obligaciones reales de pago. Igualmente, se fiscalizarán las liquidaciones anuales emitidas como consecuencia de la ejecución de los contratos de "Gestión de servicio público mediante concesión de la asistencia sanitaria integral", suscritos entre la Generalitat y los distintos adjudicatarios, entre los ejercicios 2003 a 2012.

Asimismo, se controlará la facturación de la Unión Temporal de Empresas (UTE) Erescanner Salud (formada por Eresa-Inscanner, SL, Ribera Salud, SA y Beanaca, SA) en ejecución de la contratación de la "Gestión de servicios públicos por concierto para la realización de las técnicas de diagnóstico por imagen mediante equipos de resonancia magnética". En este caso se verificará que los procedimientos de facturación empleados responden a lo previsto en la normativa aplicable y en los pliegos del contrato, así como que los controles existentes son suficientes, eficientes y eficaces. Además, se hará un seguimiento de las recomendaciones de los informes de control financiero específico en los casos de los centros públicos no universitarios de titularidad de la Generalitat (de 2012 a 2014) y de los conciertos educativos con centros docentes privados concertados, en materia de subvenciones para financiar personal docente de pago delegado y ayudas de comedor (2013 y 2014).

Preguntada por qué se realizan ahora esos controles, Oltra ha afirmado que "no se les ha ocurrido ahora" sino que, dentro de los controles ordinarios que anualmente se presentan a la Intervención, "el Consell ha elegido los que tienen más sospechas". Al respecto ha argumentado que se han elegido porque "hay investigaciones judiciales abiertas o, previamente, ya había sospecha fundada de desvío o de posibles irregularidades en estos servicios exteriores".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine