17 de noviembre de 2015
17.11.2015

El próximo pleno de las Cortes no tendrá sesión de control a Puig

La medida, que se hará de forma ''excepcional'', se debe al gran número de mociones que aún se deben debatir

17.11.2015 | 18:05

Las Cortes Valencianas acogerán la próxima semana un pleno ordinario con la peculiaridad de que no tendrá sesión de control al presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ya que incluye seis mociones subsiguientes a interpelaciones de sesiones anteriores. PP y Ciudadanos han criticado que no puedan preguntar al jefe del Consell, mientras que PSPV y Compromís han defendido esta medida "excepcional" porque hay que dar "prioridad" a las mociones y Podemos ha reclamado que no se convierta en na práctica "habitual", informa Europa Press.

Así se han manifestado los portavoces de los cinco grupos parlamentarios de las Cortes tras la Junta de Síndics que se ha reunido este martes para ordenar el pleno de los días 25 y 26 de noviembre, que incluye 16 puntos y en el que se debatirán proposiciones no de ley sobre la ATE Puerto Mediterráneo (PP), titulaciones del profesorado (PSPV), el "catastrazo" del Gobierno (Compromís), la unidad de España (Ciudadanos) y el bono social para la factura eléctrica (Podemos).

El síndic socialista, Manolo Mata, ha defendido que no haya sesión de control al presidente en el próximo pleno, en el que sí habrá a los consellers, y ha destacado que, hasta ahora, ha habido en todas las sesiones ordinarias que se han celebrado. El motivo, ha explicado, es incluir mociones subsiguientes que hay pendientes de otros plenos, porque ha habido "jornadas muy intensas". Asimismo, Mata ha defendido que las mociones son también "un instrumento de trabajo de la oposición", por lo que considera que "también son sesión de control".

Del mismo modo, el portavoz de Compromís, Fran Ferri, ha indicado que no habrá control al presidente, de forma "excepcional", porque "hemos dado prioridad a las mociones subsiguientes". A su juicio, no se trata de algo "grave" porque ha asegurado que desde que comenzó la legislatura Ximo Puig ha comparecido más veces que el expresidente Alberto Fabra en el mismo período de otras legislaturas. Además ha indicado que el jefe del Consell comparecerá en el pleno de la primera semana de diciembre.

Por su parte, la presidenta del PPCV y portavoz del PP, Isabel Bonig, ha manifestado que el presidente de la Generalitat "huye de las Cortes", y ha tildado de "inaudito" que no haya sesión de control, ya que ha asegurado que "la Junta de Síndics estableció que pasaríamos todas las mociones, pero en ningún caso se acordó que no habría sesión de control". Según Bonig, "el PP es el único que hace sesión de control, porque el PSOE no pregunta, Compromís y Podemos son una comparsa más y Ciudadanos, apretarle lo que se dice apretarle al presidente, no". Por tanto, ha subrayado que "quien fiscaliza la acción del Gobierno es el PP" y "lo que no quieren es que se ponga de manifiesto dos cosas".

Además, ha criticado varias acciones llevadas a cabo por el actual Consell, como "la subvención de 140.000 euros a una empresa mixta, Carns de Morella" y "la subida de sueldos a altos cargos", aspecto que ha calificado de "indecente", criticando que "el PSOE, Compromís y Podemos en el primer presupuesto han subido el sueldo en un 1% a los altos cargos".

"¿Estos no estaban para rescatar a las personas?", ha preguntado Bonig, quien ha añadido que "aquí se está voluntariamente y se viene a servir, y si no les gusta, que se queden en sus puestos". También ha criticado que, frente a esta subida, a los pensionistas que cobran "400, 500 o 600 euros" sólo les suben las pensiones un 0,25%". La dirigente 'popular' ha manifestado que en octubre de 2010 el PP bajó un 15% el sueldo de los consellers y un 10% el de secretarios autonómicos y directores generales y que, además, durante la legislatura pasada "los consellers sufrimos un descenso del sueldo porque se había incrementado el déficit".

Por su parte, desde Ciudadanos, su síndica, Carolina Punset, también ha criticado que no vaya a haber sesión de control a Puig, porque, de esta forma, "se priva del momento de protagonismo que se da a la oposición y, con ello, se priva a los ciudadanos del derecho a interpelar al presidente sobre las cuestiones de interés general". Asmismo, ha señalado: "Espero que sea una medida excepcional de una sola semana y no se convierta en costumbre". Punset ha manifestado que las razones que se han aducido para hacerlo, la inclusión de mociones subsiguientes, "no tiene justificación", ya que considera que se podían o haber quitado puntos o haber alargado el pleno incluyendo también la tarde del jueves.

Desde Podemos, su portavoz, Antonio Montiel, también espera que esta situación "no se convierta en habitual" aunque apoya que "excepcionalmente podamos saltarnos la sesión de control al presidente". Montiel ha recordado que en el pleno del 2 y 3 de diciembre sí habrá control a Puig y, además, ha resaltado que en la próxima sesión sí habrá preguntas a los consellers. Por lo tanto, "aceptamos pulpo como animal de compañía", ha bromeado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine