Educación presentará un nuevo decreto de admisión de alumnos

Se vuelve a primar la proximidad al colegio, habrá puntos para familias monoparentales y ningún centro podrá pedir pagos

17.11.2015 | 20:12

El conseller de Educación, Investigación, Cultura y Deporte, Vicent Marzà, ha defendido este martes que el borrador del nuevo decreto de admisión de alumnos en la Comunidad Valenciana, que incluye novedades como volver a primar la proximidad al centro escolar o eliminar los puntos que daban los colegios por circunstancias específicas o ser antiguo alumno, busca que "las familias elijan a los centros y no los centros a las familias", informa Europa Press.

Marzà, en declaraciones a los medios de comunicación en los pasillos de las Cortes, ha explicado que su departamento ha elaborado una propuesta que se llevará el próximo jueves a la Mesa Sectorial de Educación y que se consensuará con los sindicatos. Según el conseller, con este texto se garantiza "el derecho a la educación para todos en igualdad de condiciones", y cuyo fin reside en que "absolutamente todos los centros sostenidos con fondos públicos tengan los mismos criterios de escolarización y, por tanto, no sean los centros los que elijan a las familias, sino las familias las que elijan a los centros". A este respecto, ha aseverado: "Trabajamos para que la educación sea un motor de cohesión social y que todo el mundo tenga las mismas oportunidades para acceder a un centro".

Marzá ha incidido: "Hasta ahora, con algunas puntuaciones que tenía el anterior decreto, eran los centros los que acababan eligiendo el tipo de familia y de alumnado que querían", algo que "iba en contra de lo que nosotros pensamos que debe ser una educación sostenida con fondos públicos, igualitaria y cohesionadora del territorio". Asimismo ha hecho hincapié en que "no se obliga a nadie a ir a un centro", ya que "todos los padres y madres pueden hacer la preinscripción en cualquier centro educativo". No obstante, en el caso de que haya más personas interesadas en un colegio que plazas en el mismo, se hará una baremación en la que la puntuación más alta, 15 puntos, será por tener hermanos matriculados en el centro, porque "no queremos separar a los hermanos". Sin embargo se suprime el punto que se otorgaba si uno de los progenitores había estudiado en el mismo centro con anterioridad.

Por otra parte, se introduce una "puntuación de proximidad", de 10 puntos, con la que se busca "vertebrar el centro educativo en su territorio" frente a la implantación del distrito único que había introducido el anterior gobierno del PP. Marzà ha explicado que lo que pretenden con esta medida es que "los centros estén más arraigados en su territorio y que las familias puedan participar de forma más activa no sólo en el centro educativo, sino en el conjunto del barrio, que es el motor de la transformación social que necesitamos". El conseller ha destacado que "no es lo mismo libertad que privilegios", porque "la libertad es para todos y los privilegios para unos pocos". Por este motivo, ha explicado que "desaparecen los dos puntos que determinaban que los centros eligieran a las familias, y no al contrario".

El titular de Educación también ha señalado que se introducen dos criterios "con clara vertiente social". En concreto, tres puntos para las familias monoparentales, "una demanda del Síndic de Greuges" y, además, se regulará que ningún centro sostenido con fondos públicos pueda pedir o exigir donaciones a fundaciones o pagos por la escolaridad, ya que "todos los centros sostenidos con fondos públicos deben tener los mismos criterios y ser plenamente gratuitos". Además, ha resaltado: "Queremos que la ciudadanía conozca que no tiene que pagar por determinados servicios", para luego destacar que buscan "garantizar la universalidad de los centros públicos y concertados".

De acuerdo al borrador que se llevará a la Mesa Sectorial, la proximidad del centro escolar pedido al domicilio valdrá a partir del curso próximo 10 puntos; 4 si está dentro del área de influencia. Hasta ahora se daban 5 puntos en Valencia y otros grandes municipios al considerarlos distrito único, 2 puntos por área limítrofe y 1 punto si se elegía por la escolarización en otra población.

La propuesta del nuevo decreto de admisión de alumnos prevé también la desaparición del punto que hasta ahora podían otorgar los colegios por circunstancias específicas, así como el que se concedía en caso de que los padres fuesen antiguos alumnos del centro. Del mismo modo, las familias numerosas contarán con el mismo baremo: 5 puntos por más tres de hijos y 3 puntos por tres hijos, y se introduce el concepto de familia monoparental, que también se valorará con 3 puntos.

En cuanto al resto de criterios, la puntuación por hermanos escolarizados en el mismo centro será de 15 puntos; 5 puntos por tener progenitores trabajando en el centro elegido; 5 o 3 puntos por discapacidad, dependiendo del grado; y un punto por renta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine