04 de noviembre de 2015
04.11.2015

Oltra prevé 22.000 dependientes más y acabar con la lista de espera

El PP le reprocha que no derogue totalmente el copago mientras que la izquierda y C'S defienden la gestión

04.11.2015 | 20:18

La vicepresidenta y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, ha destacado que la línea para atender las prestaciones económicas de la dependencia se incrementa en el proyecto de presupuestos para 2016 en un 60,21%, hasta 239,5 millones, una cantidad con la que se resolverán las valoraciones pendientes de 15.000 valencianos, lo que unido a las nuevas incorporaciones permitirá que 22.000 personas se sumen al sistema, informa Europa Press. Si se mantiene esta inversión, ha agregado, al acabar la legislatura se habrá "acabado con la lista de espera", que actualmente integran 46.000 personas.

Oltra ha presentado este miércoles los presupuestos de su departamento en la Comisión de Economía, Presupuestos y Hacienda, una intervención que ha iniciado reconociendo que "pese al notabilísimo incremento en términos absolutos y relativos que se propone, no es el presupuesto que necesita esta Conselleria" debido a los recortes llevados a cabo en los últimos años en el departamento, que exigen ahora "un esfuerzo ingente para revertir la situación de desolación que el gobierno anterior ha dejado".

Tras recordar que el presupuesto global de su departamento asciende un 17,3%, hasta 978,03 millones y supone "un cambio de paradigma", ha destacado en materia de dependencia que todas las nuevas resoluciones comportarán el reconocimiento de la totalidad de la retroactividad. Además, tanto la dependencia como la renta garantizada de ciudadanía o las prestaciones por acogimiento familiar se consideran como "créditos ampliables", de modo que quienes tengan derecho a ellas las cobrarán aun cuando la consignación presupuestaria se acabe. Oltra ha destacado que este aspecto es "casi más importante" que la asignación presupuestaria", dado que hasta ahora no se tramitaban nuevos expedientes si ya no había consignación presupuestaria, y ha incidido en que el mayor esfuerzo de toda la Conselleria se destina a "dar cumplimiento a los derechos de personas que no pueden seguir esperando y que han visto cómo pasaban los años con el sufrimiento propio y de las personas que les cuidaban, cuando no morían directamente sin poderse incorporar al sistema y cobrar la prestación". Además, ha recordado que se apostará por los servicios sociales de base para agilizar las tramitaciones.

Ha lamentado que se tendrán que destinar más recursos de los que "realmente se debería si se cumpliera la ley" y el Gobierno central cumpliera aportando su parte, algo que no ha hecho "nunca" y que, sumado a los "recortes" de los últimos años ha provocado que la Comunidad no haya recibido 33 millones de euros que "podrían haber servido para pagar la prestación a aproximadamente 25.000 personas".

En cuanto al copago, la consellera ha recordado que en la conocida como Ley de Acompañamiento a los presupuestos se contempla también la eliminación del copago "confiscatorio" para mayores y dependientes en centros de día y se deroga parcialmente en los centros residenciales, incrementando en este último caso el "dinero de bolsillo" que quedará en manos de los usuarios, que conservarán también las pagas extra en su totalidad.

A este respecto, el diputado del PP José Juan Zaplana ha recriminado a Oltra que haya creado un "diccionario oltrariano" en el que, por ejemplo, el copago pasa a ser "aportación suplementaria" y se comprometiera a eliminar el copago en su totalidad y no lo haya hecho, al tiempo que ha incidido en que con esta medida se ha generado "incertidumbre" en el sector y ha advertido de que "la universalidad no siempre genera igualdad". Además, ha cuestionado: "¿Por qué con el dinero de impuestos de gente que lo está pasando mal se pagan recursos a gente que se lo puede pagar?". Como respuesta, Oltra ha apuntado que "para distribuir la riqueza ya está el sistema tributario" y los sistemas sociales deben ser "universales", al tiempo que ha indicado que no se ha eliminado el copago en su totalidad por las dudas de que pudiera ajustarse a la doctrina legal.

En todo caso, se ha referido a la repercusión económica en las arcas públicas de distintos casos de corrupción, como los 23,7 millones de Emarsa, los 5,3 del caso Cooperación, que suponen "un mes de nómina en dependencia" o los 3,6 millones de Nóos, lo que se paga al mes en renta garantizada de ciudadanía: "Eso es dinero que ha desaparecido de las arcas públicas, eso sí que era un copago".

Por otra parte, la línea para hacer frente al pago de la renta garantizada de ciudadanía contará con 39,34 millones, un 35,66% más, un incremento con el que se podrán incorporar a esta prestación entre 5.000 y 10.000 personas. La consellera también ha desgranado que se destinarán 1,4 millones de euros para financiar programas de las entidades locales para combatir la pobreza energética y ayudar "a miles de personas en el pago de las facturas de la luz, el agua y el gas", incluyendo también a las personas mayores, a las que el anterior gobierno "no tenía en cuenta" en esta cuestión. No obstante ha señalado que no existe por ahora una estimación de cuantas personas podrían verse beneficiadas y se realizarán convenios con los ayuntamientos en función a criterios objetivos como las condiciones climáticas o las personas en riesgo de exclusión social.

Además, ha apuntado que dentro del programa de gestión de centros y programas de personas mayores se destinarán 48,96 millones a la concertación de plazas residenciales y ha subrayado que "se regularizarán por medio de un procedimiento público las 2.158 plazas ya existentes y se incrementarán en 700 plazas más. En este punto, ha criticado que "el modelo Blasco-Cotino favoreció a unas empresas frente a otras" y ahora "se intenta acabar con este trato de favor".

Oltra también se ha referido al aumento del presupuesto para la lucha contra la violencia de género, que sube un 5,44% y, concretamente, a la línea de ayudas a las mujeres víctimas de este tipo de violencia, que aumenta un 47,7%, pasando de 338.000 a 500.000 euros. Asimismo, ha subrayado en materia de juventud, el programa nuevo de becas y estancias en el extranjero para aprendizaje y perfeccionamiento de idiomas, dotado con 300.000 euros, y la línea para combatir la pobreza infantil, que contará con 1,3 millones.

La diputada del PP María José Català ha lamentado la falta de "realismo y coherencia" de Oltra al no reconocer que el Consell contará como "herencia" del PP con 1.600 millones más para 2016 y ha asegurado que estos no son los presupuestos más sociales porque, de hecho, son "menos sociales que los del PP". Catalá ha criticado que ''lo primero que han rescatado no son las personas, es la exempresa de Puig", al tiempo que ha censurado que desaparezcan las líneas de ayuda nominativas a entidades como Cruz Roja, Movimiento contra la Intolerancia o Cáritas, así como a madres gestantes, entre otras.

Al respecto, Oltra ha asegurado que han hablado con estas entidades, que están "encantadas", y que se ha duplicado la partida destinada a estas ayudas, que es cierto no serán nominativas para evitar el "clientelismo" y que "todo el mundo pueda acudir".

Desde el resto de grupos, el diputado de Ciudadanos Alberto García ha defendido que el dinero que cuesta la creación de la Conselleria de Transparencia se destine a "rescatar personas", la diputada de Compromís Mònica Álvaro se ha referido a estas como una "primera piedra" para trabajar por las personas, desde Podemos Cristina Cabedo ha considerado que son "un primer paso para ese rescate ciudadano" y la socialista Concha Andrés ha calificado los presupuestos de 2016 como "los mejores de los últimos 20 años como mínimo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine