30 de octubre de 2015
30.10.2015

Las cuentas miman a Mónica Oltra y prevén el arranque de la Oficina Anticorrupción

El Consell admite «contactos» con Podemos para garantizar sus votos en las Cortes. La nueva RTVV contaría con unos 30 millones

30.10.2015 | 01:33

El compromiso del tripartito de poner en marcha en 2016 una nueva televisión pública quedará reflejado en las primeras cuentas de del Consell de Puig. El conseller Soler anunció ayer que el año próximo habrá una partida para la apertura de RTVV incluida en Presidencia de la Generalitat, lo que hará que esta área incremente su volumen de recursos un 18,7%. Sin la inyección para la tele, Presidencia crecerá en torno un 5,7%. Así, la nueva RTVV tendrá alrededor de 30 millones para comenzar a andar (unos diez para gastos de apertura y el resto para el funcionamiento que el Consell prevé para después del verano). No será el único gesto político con el pacto del Botànic como referente, al que el bipartito dotará de recursos.

El conseller de Hacienda confirmó que la Oficina Antifraude estará contemplada en las cuentas de 2016. Según las fuentes consultadas por este diario, esta Oficina, irrenunciable para Podemos, tendrá algo menos de un millón. La partida se incluirá en la sección de Gastos Diversos. El Consell ha preferido no asignarla a ninguna conselleria –lo lógico sería que estuviera en Transparencia– para no levantar suspicacias con su socio externo. Podemos quiere el protagonismo de una entidad que dependerá funcionalmente de las Cortes y se nutrirá de funcionarios de la Generalitat. La previsión es que empiece a caminar en el segundo semestre de 2016.

El pacto del Botànic ha sido clave, según defendió la vicepresidenta del Consell, Mònica Oltra, para la elaboración del presupuesto, a la hora de decidir las prioridades del gasto. También, como confesó Soler, en cuanto a dar participación a Podemos. «Podemos es fundamental para aprobar el presupuesto. Es obvio», dijo el conseller, que aseguró que el partido que dirige Antonio Montiel ha tenido la misma información que los consellers y ha formado parte de las reuniones.

El reparto del dinero entre las conselleries traduce el cambio de prioridades, pero admite una lectura política. Sin contar la subida distorsionada de Presidencia, la vicepresidenta y lideresa de Compromís, Mónica Oltra, responsable de las nuevas políticas de Bienestar Social, es la que mejor parada sale, con un incremento del 17,3%. Oltra precisó que habrá 60 millones para la dependencia, un 35% más. Las otras conselleries sociales, como Sanidad, aumentan sus fondos un 7%, mientras que Vivienda gana un 11,6% con una inyección de recursos para vivienda social. Educación, sin embargo, es una de las áreas con menor crecimiento, un 4,7%. Para la nueva Conselleria de Transparencia habrá 22 millones (casi la mitad de lo que pidió Alcaraz), aunque Cooperación gana 13 millones frente a los 3,8 que presupuestó el último Gobierno del PP. Justicia tendrá un 6% más, al igual que Economía Sostenible. El departamento de Soler es el más contenido, con un 4,3% de aumento.

Por otro lado, los presupuestos que hoy llegan a las Cortes congelan las cuentas del parlamento y del Consell Jurídic Consultiu, pero no de la Sindicatura de Comptes, que crece un 8%; la Acadèmia de la Llengua, un 3,7%; y el Consell Valencià de Cultura, un 1,8%.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine