Las inversiones reales aumentarán un 10,3%, hasta 383 millones de euros

La partida destinada al servicio de la deuda cae un 68% y el gasto en personal sube un 3,4%

30.10.2015 | 20:25

El anteproyecto de ley de presupuestos de la Generalitat para 2016 contempla un total de 383 millones para inversiones reales, lo que supone un aumento del 10,3% respecto al ejercicio anterior, tal y como ha explicado el conseller de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler, tras entregar el anteproyecto al presidente de las Cortes Valencianas, Enric Morera, según Europa Press.

Al ser preguntado sobre alguna inversión destacable prevista para el próximo año, Soler ha explicado que "se ha acabado la época de grandes inversiones" y que a partir de ahora se van a "estudiar muy bien, con un análisis de beneficio y viabilidad, del impacto productivo y social de la inversión", y su priorización será "muy rigurosa". Además, no ha querido referirse a su distribución territorial, dado que es "engañarnos a nosotros mismos" imputar a una provincia una inversión antes de empezar a ejecutarse. Ha puesto como ejemplo que en materia de construcción de escuelas hay "un planning" que después hay que concretar, porque no depende solo de la Generalitat sino de otros aspectos como la disponibilidad del suelo o la voluntad del ayuntamiento, con lo que "hasta que no esté la cosa en marcha, decidido el sitio" sólo se han territorializado las inversiones que sí están concretadas, englobando el resto en el concepto general de Comunidad Valenciana.

Por su parte, el director general de Presupuestos, José Moreno, ha precisado que hay 245,2 millones de inversiones territorializadas, de las que 54,5 millones corresponden a la provincia de Valencia, 45,8 a Alicante y 37,6 a Castellón.

En cuanto a los gastos, el anteproyecto de ley contempla en el capítulo 3, "gasto financiero", un total de 341 millones de euros, lo que supone una caída del 65%. En el caso concreto del "servicio de la deuda", se presupuestan 306 millones, que se manifiesta en una caida del 68%.Respecto al gasto en el capítulo de personal, crece un 3,4%, hasta 5.299 millones, y el de funcionamiento sube un 9,3%, con 3.168 millones presupuestados. Por último, el fondo de contingencia (para situaciones sobrevenidas) crece un 28,6%.

En lo referente a los ingresos, las cuentas estiman ingresar 1.048 millones más derivados del modelo de financiación, concretamente de las entregas a cuenta que realiza el estado, los denominados "anticipos" en previsión de los ingresos fiscales que se tendrán, y de la liquidación del modelo correspondiente, en este caso, a 2014. Ha apuntado que, en este último caso, es "como un milagro" porque en ejercicios anteriores se había liquidado "a la baja, no porque se equivocaran, sino porque hay partidas como el Fondo de Competitividad al que se le había imputado cero". Respecto a esto último, Soler ha aclarado que "no es un regalo de nadie", y ha criticado que el Estado ha tenido "la disposición unilateral del dinero de los valencianos durante dos años, dinero que ha estado en Madrid mientras hemos tenido que recurrir al FLA".

También en los ingresos, la Generalitat prevé para 2016 una caída de la recaudación procedente de los impuestos directos del 1,2%, hasta 3.250 millones, mientras que la de los indirectos subirá un 4,5%, hasta 6.075 millones. En el apartado de ingresos tributarios propios se estima una caída del 24,1%, hasta 615 millones, según ha explicado Soler por un análisis "realista", dado que otros años no respondían a la realidad.

Según ha explicado el director general de Tributos, Eduardo Roca, se han ajustado las cifras "a la realidad" y se han revisado a la baja las previsiones de ingresos directos derivados del impuesto sobre el juego, el de transmisiones patrimoniales o matriculaciones, que eran "muy optimistas". En el caso de los indirectos, ha recordado que en la conocida como ley de acompañamiento se incluye una modificación en el impuesto sobre patrimonio. Preguntado sobre por qué no se han tocado más impuestos para el año que viene, Soler ha dicho que modificarlos exige "un trabajo riguroso que necesita tiempo y hablar con los sectores afectados", por lo que no correspondía realizarlo ahora.

La secretaria autonómica de Hacienda, Clara Ferrando, ha señalado que revisar impuestos no siempre significa que se vayan a subir y se ha referido, por ejemplo al impuesto de la tasa turística, que no se incluye para 2016 pero sobre el que han hablado con el sector y "puede ser que haya un punto de acuerdo" en el futuro para obtener ingresos por esta vía y mejorar el modelo turístico. "No hay impuesto sobre la mesa", ha incidido, dado que todos los implicados deben sentarse sobre la mesa y hay "todo el tiempo del mundo para hablarlo o no" porque, en todo caso, no harán nada que no sea "ir de la mano con el sector".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine