El primer presupuesto del Consell de Puig crece un 0,9% hasta los 18.370 millones

El presupuesto de la administración desciende un 0,2%, hasta los 17.155 millones. La vicepresidenta, Mónica Oltra, ha subrayado que no son los presupuestos "perfectos", pero "sientan las bases reales del cambio de modelo"

29.10.2015 | 20:32
El primer presupuesto del Consell de Puig crece un 0,9% hasta los 18.370 millones

Los presupuestos de la Generalitat Valenciana para 2016 a nivel consolidado --administración general, empresas y otros organismos dependientes-- ascienden a 18.370 millones, frente a los 18.209 millones de 2015, lo que supone un incremento del 0,9%, informa Europa Press. Así lo han dado a conocer la vicepresidenta del Consell y titular de Igualdad y Políticas Sociales, Mónica Oltra, y el conseller de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler, en la rueda de prensa posterior al pleno del Consell, en el que se ha aprobado el anteproyecto de ley de presupuestos para el próximo ejercicio, las primeras cuentas del Gobierno formado por PSPV y Compromís, para las que también se ha tenido en cuenta a Podemos y que marcan un "cambio de modelo".

Soler ha explicado que el presupuesto de la administración, en la que no se incluiyen organismos dependientes-- ha pasado de 17.191 millones a 17.155 millones, lo que supone una reducción del 0,2%, "por restricciones de la regla del déficit".

Desglosado por consellerias, el presupuesto de Presidencia crece un 18,7%, aunque Soler ha matizado que aquí se incluye la partida para una futura radiotelevisión valenciana. Asimismo, el presupuesto de Vicepresidencia y la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas aumenta un 17,3%, mientras que el de Hacienda sube un 4,3%, el de Justicia un 6%, el de Educación crece un 4,7% y el de Sanidad experimenta un incremento del 7,6%. Por otro lado, el presupuesto de Economía sube un 6,2%, el de Agricultura un 5,2%, el de Vivienda crece un 11,6% y el de Transparencia un 140%. El gran incremento en este último caso se debe a que "hay que crear la parte de la Conselleria que no existía" y por el esfuerzo en políticas de cooperación internacional. Del mismo modo, el presupuesto para las Cortes y el del Consell Jurídic Consultiu no varían, mientras que el de la Sindicatura de Cuentas crece un 8%, el del Consell Valencià de Cultura sube un 1,8%, y el de la Acadèmia Valenciana de la Llengua un 3,7%.

Soler ha explicado que la partida de "gastos diversos" crece un 7,8% e incluye la posibilidad de "hacer cosas que están en el ámbito del Botànic pero que no existen" como tal, poniendo como ejemplo la Oficina Antifraude, que no existe en la actualidad pero se prevé crear.

Por otra parte, en los ingresos derivados del modelo de financiación figuran 9.120 millones, frente a los 8.072 millones de 2015, derivado de un aumento de los anticipos para 2016 y de la liquidación del modelo de 2013.

El titular de Hacienda, aunque se ha mostrado "satisfecho" por estas cuentas, ha querido remarcar que "todavía estamos lejos de conseguir un presupuesto que se acerque a las necesidades de los valencianos y a nuestras responsabilidades como Gobierno", advirtiendo a su vez de que para ello la Comunidad requiere de un nuevo modelo de financiación que permita acabar con la "respiración asistida" que, según él, supone el Fondo de Liquidez Autonómica (FLA).

Por su parte, Oltra, que ha dicho que "a lo mejor España se rompe y no es por Cataluña", ha apuntado que la secesión ocurre "cuando unos ciudadanos no tienen los mismos derechos que otros" y ha puesto como ejemplo que la Comunidad está en ayuda a la dependencia y servicios sociales un 40% por debajo de la media española: "Hay una ruptura que no llevará banderas ni mástiles pero conlleva mucho sufrimiento y es invisible esa ruptura; eso es responsabilidad del Gobierno".

Soler ha incidido en reclamar una reforma del modelo de financiación, insistiendo en que para que la Comunidad pueda "acercarse" a la media nacional de gasto per cápita necesita "no menos de 1.300 millones de euros" que se han presupuestado como ingresos, imputables al nuevo sistema de financiación o "a la fórmula que quiera el Gobierno". Se trata de una reclamación de 1.300 millones que se espera lleguen a la región desde Madrid en 2016. Soler ha hecho hincapié en que son ingresos "constitucionales" sobre los que hay "autoridad política y moral" para reclamar y a los que tienen derecho los valencianos como "un paquete básico ciudadano".

Asimismo, el conseller de Hacienda ha asegurado que el Gobierno conoce esta reclamación porque está en el Plan Económico Financiero (PEF) que le entregó y ha destacado que se trata de un "cambio radical en la concepción del presupuesto", puesto que no se basa en "esconder para no hacer ruido, sino de hacer ruido".

Oltra ha incidido en que antes se presupuestaban ingresos por la venta de inmuebles "que luego no se vendían", en un ejercicio de "filibusterismo" en el que "solo les faltaba poner que les iba a tocar la lotería". De este modo, ha destacado que es la diferencia entre "un presupuesto trampa y un presupuesto con dinero que no tenemos pero no escondemos", y ha matizado que "no está en la mente de este Gobierno deshacerse de patrimonio que es de todos los valencianos", agregando: "No vamos a vender a los amiguitos patrimonio de todos los valencianos, no vamos a pagar alquileres por encima del precio de mercado y no vamos a pagar alguileres si tenemos edificios cerrados".

La vicepresidenta ha recordado que Compromís interpuso una denuncia por la existencia en el presupuesto de 2015 de más de 1.000 millones sin cobertura legal, que fue archivada, de modo que si ese gobierno lo pudo hacer el que le sucede también. No obstante, ha apuntado que en el caso de estos 1.300 millones no tienen cobertura del Gobierno, pero si de la Constitución y la LOFCA, que hablan de un reparto ecualitario de los recursos.

Oltra también ha dado algunas "pinceladas" de lo que supone "el cambio de prioridades". Al respecto, ha destacado el "incremento histórico" en políticas inclusivas, explicando que la partida para dependencia y autonomía personal aumenta un 60%, mientras que la renta garantizada de ciudadanía sube un 35%. Del mismo modo, se incrementa un 110% de programa de vivienda social y se establece una línea de crédito específica para combatir la pobreza energética. Además, ha manifestado que el presupuesto en materia de cooperación asciende hasta los 13,2 millones, frente a los 3,8 millones que había, de modo que pasa de 0,55 euros por habitante a 2,44.

Oltra también ha hecho hincapié en el incremento del 23% para becas de comedor escolar que estarán abiertos de junio a septiembre, indicado, además, que se destinarán 35 millones para financiación de recetas médicas a pensionistas o personas con renta inferior a 9.500 millones de euros anuales: "Así la gente no tendrá que elegir entre comer o medicarse".

Finalmente, al ser preguntada por el porcentaje total de gasto social como el que ofrecía el anterior Consell del PP, que situaba en más del 80 por ciento, Oltra ha tildado de "gran mentira" sumar educación, sanidad y bienestar social, ya que "mucho de ese dinero se lo llevaba quien se lo llevaba". "Las políticas sociales han estado absolutamente abandonadas por el anterior Gobierno", ha apostillado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine