28 de octubre de 2015
28.10.2015

Ahora el gran escollo para el pacto se llama Podemos

Los socios de Compromís llegan a un pacto sobre la gran plataforma para las generales, a la que se podría sumar EU

29.10.2015 | 05:25
Ahora el gran escollo para el pacto se llama Podemos

Sigue la cuenta atrás hacia ese último minuto de la negociación en el que la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, espera que se cierre el pacto electoral entre Compromís y Podemos, que, si se impone el criterio del Bloc se ampliará a otros partidos y plataformas –como Ara en comú, impulsada por Esquerra Unida–, así como personas independientes. Convocadas las elecciones y disueltas las Cortes Generales, falta reunir a la ejecutiva de Compromís para decidir sobre el acuerdo, que antes deberá atarse fuera de la dirección, para poder ser ratificado en el máximo órgano directivo de la coalición.

El Bloc exige máximas garantías de poder constituir un grupo propio valenciano en el Congreso. Condición que pasa por que Podemos renuncie a su pretensión de mantener marca y logotipo en esa coalición. Es la fórmula que despejaría el camino, según coinciden todos los protagonistas. Pero desde Podemos expresan sus reticencias por dos razones básicas. Advierten desde el partido de Montiel que la marca Podemos y Pablo Iglesias no pueden «esconderse» ni «sacrificarse» porque tienen, dicen, más gancho que los candidatos y el nombre Compromís. En segundo lugar, recuerdan que en el referéndum de julio sobre si se podían formalizar acuerdos con «distintos actores políticos», los afiliados de Podemos dijeron sí a pactar, pero con la condición de que el logotipo y «el nombre de Podemos» se mantengan en cualquier caso.

Desde esta formación instan al Bloc a concretar por escrito su propuesta de plataforma electoral y la fórmula jurídica y técnica de pacto que los nacionalistas consideren que garantiza que la Mesa del Congreso permita formar grupo, dado que el reglamento, subrayan, está hecho para dificultar los grupos territoriales. En el Bloc y en Podemos indican que si Pablo Iglesias acepta sacrificar la marca para garantizar grupo en el pacto que negocian en Galicia y Cataluña, aquí se seguirá el mismo camino. De hecho, estas mismas fuentes apuntaron que Montiel pinta poco y que los contactos se llevan directamente desde Madrid y Valencia. Con las aguas más tranquilas en Compromís y con Podemos ahora como principal escollo, a la operación se sumaría EU, que eligió ayer a Ricardo Sixto como su número uno al Congreso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine